Conmemoran a lagunera en nuevo billete de mil pesos


La feminista Hermila Galindo, fue la primera congresista y logró que se incluyera el derecho al voto de la mujer en la Constitución Política mexicana

Conmemoran a lagunera en nuevo billete de mil pesos

Gobierno

Septiembre 10, 2019 22:27 hrs.
Gobierno Estados › México Guerrero
Redacción › codice21.com.mx

3,824 vistas

Por disposición del gobierno que encabeza el Presidente Andrés Manuel López Obrador, la figura de la feminista y periodista originaria de Lerdo, Durango, Hermila Galindo, aparecerá estampada en los billetes de mil pesos.

Te recomendamos: No sólo Sor Juana; otras mujeres aparecerán en los nuevos billetes de México Reconocida como hija natural, en su acta se le registró como María Hermila Acosta. 

Se cuenta que su madre falleció en sus primeros días de nacida.

Es probable que debido a su orfandad, su padre, Rosario Galindo, la haya recogido y le diera su apellido, dejándola al cuidado de su hermana soltera, Angela Galindo.

Al quedar huérfana de padre en 1902, teniendo 16 años, Hermila comenzó a trabajar como profesora de taquigrafía en diversas escuelas de Torreón. 

Para 1909 y con 23 años Hermila comenzó a simpatizar con movimientos políticos revolucionarios hasta encontrarse con el Maderismo, afín a su postura antireeleccionista.

Es probable que su acercamiento a las corrientes políticas haya sido como taquígrafa del abogado antiporfirista Francisco Martínez Ortiz, dirigente del semanario El Nuevo Mundo.

Fue en 1911 que ubicó su residencia en Ciudad de México en donde fue secretaria del General Eduardo Hay.

Tras el derrocamiento de Francisco I. Madero ocurrida en la década trágica Hermila perdió su empleo, por lo cual volvió a dar clases de taquigrafía.

Sin embargo mantuvo contacto y perteneció a clubes revolucionarios. 

En 1914 fue elegida por el Club Abraham González para que formara parte del comité de bienvenida del Ejército Constitucionalista, así conoció a Venustiano Carranza quien la empleó como su secretaria particular.

Así se dedicó a promover la política carrancista. 

Un año más tarde fundó y dirigió el semanario literario y político Mujer Moderna, donde promovía la educación laica, la educación sexual y la igualdad de las mujeres y los hombres.

En 1916 envió una ponencia al primer Congreso Feminista organizado en Yucatán, "La mujer en el porvenir" que causó revuelo entre las feministas.

En ella explicaba la necesidad de igualar entre hombres y mujeres sus derechos políticos e incluso los sexuales.

Asimismo solicitó el implementar un plan de educación sexual y señaló a la religión como principal responsable de la ignorancia de la población al tratar el tópico como un tabú.

Por el país se movilizó dando conferencias y conformando células feministas e incluso viajó a La Habana para dar a conocer la postura política del presidente Carranza y para protestar en contra del intervencionismo de los Estados Unidos en México.

Fue autora del libro La doctrina, Carranza y el acercamiento indolatino.

Al concluir 1916 envió al constituyendo un escrito en el cual le solicitó igualdad en cuanto a los derechos políticos de las mujeres.

Así defendió la igualdad de la mujer y su derecho al voto promoviendo su inclusión en los artículos 34 y 35 de la Constitución de 1917.

Sin embargo el Congreso decidió no incluir el voto femenino en la entonces nueva Carta Magna bajo el argumento de que el hecho de que algunas mujeres de manera excepcional tuvieran condiciones necesarias para ejercer derechos políticos no concluía que se debieran conceder a todas pues, se argumentó, la actividad aún no salía del círculo doméstico, ni sus intereses estaban desvinculados de los miembros masculinos de la familia.

Hermila Galindo siguió desafiando la ley y en 1918 se presentó como candidata al Congreso de la Unión por el quinto distrito electoral de la capital.

A pesar de que obtuvo la mayoría de votos el resultado fue rechazado por el Colegio Electoral.

Durante las décadas veinte y treinta del siglo pasado continuó activa políticamente y en 1952 se convirtió en la primera mujer congresista federal en México.

Un año más tarde vio realizado su sueño cuando el Congreso y el gobierno de Adolfo Ruiz Cortines reformaron el artículo 34 constitucional y le dieron el derecho al voto a la mujer.

La modificación fue dada a conocer en el Diario Oficial de la Federación el 17 de octubre de 1953.

Hermila Galindo murió el 19 de agosto de 1954 víctima de un infarto.

Con información de Milenio


Ver nota completa...