528 años de resistencia originaria

A Bocajarro

Martín Josué Dircio Chautla

A Bocajarro

Cultura

Octubre 12, 2020 19:57 hrs.
Cultura Internacional › México
Martín Josué Dircio Chautla › codice21.com.mx

750 vistas

¿Día de la raza? Descubrimiento de América… Es inaudito que en este año se siga llamando así por algunos ayuntamientos y otros organismos oficiales a una fecha que si bien fue inicio de una nueva etapa de la humanidad, los pueblos ’descubiertos’ no tienen ningún ánimo de celebración. Debiéramos ya de cambiar ese ’discurso eurocéntrico’, como lo llama Enrique Dussel, ese donde Europa se aventura a los mares a descubrir, a civilizar.

Dirán que si estoy en contra de no celebrarlo escriba este texto en náhuatl, y aunque el sincretismo me hace escribir en esta lengua, eso no me quita el derecho a instar a las autoridades a cambiar su narrativa tan exprimida y sin investigación ni objetividad.

Repitiendo lo que los libros de historia erróneamente han reproducido por décadas desde que Vasconcelos habló de la ’Raza cósmica’.

¿Por qué no son objetivos? Un ejemplo: la invasión de los nazis que tuvo lugar hace menos de un siglo es llamada holocausto o genocidio. La llegada de Colón tiene medio milenio y no quieren cambiar el nombre de ese acontecimiento.

Es inaceptable que manejen esta fecha como una celebración y recurran a eufemismos como encuentro de culturas cuando fue invasión y saqueo por parte de la que llegó.

Y no me explico cómo aceptan la idea de que vinieron a civilizar con la matanza y destrucción de ciudades y culturas enteras. Por supuesto, con ayuda de la iglesia católica.

¿Por qué las estatuas deben permanecer en su lugar si no inspiran respeto ni admiración de quienes las ven a diario?
¿Descubrimiento? Ni que hubiera estado enterrada. Para descubrimientos Troya o la mítica Atlántida.
América no fue descubierta. Fue despojada de sus riquezas. Nos dejaron espejos por oro.

Igual hoy, no concibo una fecha celebrando la llegada de las mineras con estatuas de los presidentes de las corporaciones erigidas en plazas de los pueblos áridos llenos de arsénico.
Somos mestizos, pero seguimos en defensa de nuestras raíces y nuestra tierra. Seguimos en pie de lucha. 528 años de resistencia originaria.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor