Los Pinos

Amatl Xoxoktli

Martín Josué Dircio Chautla

Amatl Xoxoktli

Medio ambiente

Enero 13, 2020 10:03 hrs.
Medio ambiente Nacional › México Guerrero
Martín Josué Dircio Chautla › codice21.com.mx

990 vistas

El 10 de enero de 1980, el pueblo de Chilapa despertó con una sorpresa no muy grata; su reserva natural conocida como Los Pinos había sido ocupada por personas en busca de un lugar para vivir. Los descontentos no se hicieron esperar y las personas que en un futuro formarían la colonia Los Pinos empezaron a ser culpadas de los problemas ambientales de la ciudad.

Existen textos que señalan la insalubridad causada por la falta de drenaje y que al estar situado el reciente asentamiento en una zona alta provocaba escurrimiento de aguas negras en el barrio de El Tecolote. Por supuesto, se señaló la tala de muchos ejemplares de casuarinas para adecuar el terreno y el espacio para las viviendas, aunque la colonia Los Pinos no se asentó en el corazón de la zona arbolada, su ocupación no se detuvo hasta generar una zona de alta densidad acompañada de rezago social y con daños al ambiente y paisaje.

Las críticas continúan, a lo que, como luchador social por herencia familiar y urbanista como formación profesional les comento, la ocupación de territorio de manera irregular es producto de la desigualdad social y una práctica normal (pero no adecuada). Se considera problema dependiendo de qué lugar se ocupa y con qué fin, pero sobre todo por quién es ocupada. Los problemas de falta de suelo en las ciudades no existirían si las políticas de vivienda y empleo y los planes de desarrollo urbano y territorial se aplicaran correctamente y, en este caso específico, si existieran.

Expresé muy claro este argumento en el primer Foro Ambiental Ciudadano que realizamos el 15 de junio de 2018 con vecinos de las colonias Los Pinos y 5 de Febrero, principalmente, cuando me anticipé a un vecino de la segunda colonia que se alistaba a cuestionar la crítica que hacía sobre los daños ambientales de ese asentamiento porque también los reconozco.

Sin embargo, en Chilapa y en todas las ciudades, la contaminación no es exclusiva de una zona y para muestra el río Ajolotero, la falla está en la baja inversión de obra pública y saneamiento en las periferias que les da una imagen poco atractiva, mientras en el centro la limpieza y mantenimiento de espacios públicos, por supuesto con el erario, deja a la periferias en la marginación perpetua aumentando la brecha social provocada en mayor medida por la (mala) gestión, que, junto a la producción, consumo e intercambio, conforman los elementos de un sistema urbano que señala Manuel Castells, quien también manifiesta como ya es bien sabido que las necesidades urbanas son tratadas socialmente sólo en la medida en que son expresadas por medio de un juego político.

En este sentido Salgado Gómez opina que una planificación urbana racional ayudaría a los pobres a comprar tierra de forma legal para construir y mejorar sus viviendas y alentar el desarrollo de pautas racionales de uso de suelo.

Esto hubiese evitado en primer lugar un asentamiento en un lugar de alto valor para la ciudad que no es responsabilidad únicamente de quienes se han asentado aquí, alguien en su momento lo autorizó y de esa persona no se habla. En Los Pinos las personas están activas en la defensa del cuidado ambiental y los derechos humanos a tal grado que han representado a Chilapa en eventos a lo largo del país y son referentes de la lucha social y el cuidado ambiental a nivel internacional.

Desafortunadamente el estigma ha segado a las autoridades y a gran parte de la ciudadanía. Y más ahora con la inseguridad que se vive en la ciudad donde nuevamente la colonia es señalada de ser sede de actividades delictivas con caso omiso de las autoridades y falta de apoyo en eventos como el Octavo Aniversario del Colectivo Wiltlan, sintetizado en nombre como el W8, que ofreció talleres y un evento cultural en la citada colonia del 26 al 28 de diciembre para mostrarle a Chilapa que se está trabajando para que la juventud no tenga como opción el crimen y que si hubo un error en la ocupación de este lado de la ciudad, sus colonos están trabajando para mejorar las cosas y recordarles que somos un solo pueblo, que como dice Francisco I; un crimen contra la naturaleza es un crimen contra la humanidad misma y debemos trabajar en unidad para que nuestro futuro común pueda ser sustentable.

Los Pinos es una zona marginada pero no ignorante, es una zona invisibilizada pero no inexistente, es una zona donde lo que se roba es la atención por las actividades que se realizan y que con o sin el apoyo de las autoridades han sabido y sabrán trabajar por su gente y por todo Chilapa.

El ejemplo de lucha de esta colonia ha inspirado a la juventud para lograr importantes reconocimientos como el Primer Lugar en la categoría de Buenas Prácticas para el Cumplimiento de la Agenda 2030 en el Encuentro Internacional Jóvenes hacia el 2030: Innovación para la transformación, en 2018, el Premio Estatal de la Juventud 2019 en la distinción de Compromiso Social, el Primer Lugar en el concurso de video 2019 Escuchemos Primero enfocado a reducir la violencia ganado por el grupo infantil del Colectivo Wiltlan; Pininos. Además, el trabajo de Wiltlan forma parte del curriculum que valió a Sandy Tezoptitlán Emigdio el Premio Nacional de la Juventud 2019 en la distinción de Compromiso Social.

Hoy, en enero de 2020, con 40 años de historia de Los Pinos, el colectivo mencionado ha anunciado el proyecto que desarrollará todo el año con apoyo del PACMYC: ’Pininos. Sembrando conciencias’ donde intervendrán varias colonias de la periferia de la localidad porque se tiene muy presente pensar global pero actuar localmente.

#SembrandoConciencias desde Los Pinos. Feliz 40 aniversario.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor