Ansía PSG celebrar 50 aniversario con título de Champions


Mañana irá contra Bayern Munich, poderoso panzer del balón, a las 14 horas tiempo local

| Jesús Yáñez Orozco | Desde diarioalmomento.com
Ansía PSG celebrar 50 aniversario con título de Champions

Deportes

Agosto 23, 2020 01:04 hrs.
Deportes Estados › México Ciudad de México
Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

2,354 vistas

+Breve historia del cuadro galo, fundado en 1970

+Mientras tanto, Sevilla consolidó su idilio con la Liga de Europa

+Consiguió su sexta corona: venció 3-2 a Inter de Milán

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO/agencias).– La final de la Liga de Campeones de este domingo entre Bayern Múnich y París Saint-Germain, atenazada por la pandemia mundial por Covid 19, es un choque inédito de dos gigantes del balompié europeo actual, fugaz respiro en estos aciagos momentos de profunda, oceánica, incertidumbre. Pero, en términos de historia futbolística, el club francés es relativamente imberbe. Mientras tanto, Sevilla consolidó su romance con la Liga de Europa: consiguió su sexta corona.

Esta no será sólo la primera final del PSG en la competencia, sino que se produce 11 días después de que el club celebró su 50 aniversario.

Para dar un poco de perspectiva, el Bayern Múnich tiene 120 años, mientras el Liverpool, ganador del torneo la temporada pasada, se fundó en 1892. De hecho, cuando el Bayern ganó el primero de sus cinco títulos de la Copa de Europa en 1973, el PSG tenía sólo tres años fundado y jugaba en la Tercera División francesa.

Si bien el futbol galo tiene una historia larga y rica, por años la capital del país estuvo notablemente ausente de la élite, pues los parisinos mostraron poco interés en este deporte, en el que clubes de provincia como St. Etienne y Reims disfrutaron del éxito continental.

La fusión del Paris Football Club y el Stade Saint-Germanois, en 1970, creó un equipo que representaba a la cambiante población de la capital gala. En 1982, el PSG ganó la Copa de Francia y cuatro años después logró su primer título liguero.

Con el respaldo de la compañía de televisión Canal Plus, el club atrajo a los mejores talentos, como el extremo David Ginola y el delantero liberiano George Weah.

En 1996, el PSG dejó su huella en el escenario internacional con un equipo formado por el mediocampista brasileño Raí y el inter-nacional francés Youri Djorkaeff, con el que ganó la Recopa de Europa con una victoria 1-0 sobre el Rapid de Viena.

El PSG comenzó a fichar a grandes figuras, destacando la incorporación de Ronaldinho en 2001, pero el momento clave del cambio llegó 10 años después, cuando Qatar Sports Investment tomó el control del club.

Los qataríes realizaron una gran inversión en su intento por crear un superclub que compitiera con gigantes como Barcelona y Real Madrid.

David Beckham terminó su carrera en el PSG, mientras Zlatan Ibrahimovic llevó toda su personalidad a París. A nivel nacional, el club domina la liga francesa, en la que ha ganado siete de los recientes ocho campeonatos.

Sin embargo, el éxito en Europa ha sido más esquivo.

Pese a todo el dinero gastado, incluido el traspaso récord por 222 millones de euros del brasileño Neymar, el PSG no había logrado pasar los cuartos de final de la Champions. Hasta este año.

Las victorias sobre Atalanta y el RB Leipzig han llenado de confianza al equipo dirigido por Thomas Tuchel, liderado además de Neymar por la estrella francesa Kylian Mbappé, situándolo en el partido más importante para los clubes europeos.

Idilio esférico

El Sevilla prolongó su idilio histórico con la Liga de Europa, donde aumentó su récord de títulos a seis tras imponerse 3-2 al Inter de Milán, en una emocionante final sin público en las gradas por la pandemia de coronavirus, ayer en Colonia, Alemania.

Terminó siendo decisivo un balón rematado de espaldas, de manera acrobática, por el brasileño Diego Carlos, al minuto 74, y que desvió Romelu Lukaku antes de convertirse en el tercer tanto de los españoles.

Hasta ese momento, el partido estaba igualado por un doblete para el Sevilla del holandés Luuk de Jong (a los minutos 12 y 33), quien fue el autor del gol que sirvió para eliminar al Manchester United en semifinales, y por los tantos de Lukaku (al 5, de penal) y del uruguayo Diego Godín (36) para el Inter.

Se lo dedico a todos los sevillistas, estoy muy agradecido. Los jugadores son enormes, por lo que creen, trabajan y transmiten, si no hubieran ganado serían igual de grandes, celebró el entrenador de la escuadra ibérica, Julen Lopetegui, quien rompió a llorar tras el silbatazo final.

Fue un partido equilibrado. En la segunda parte, cualquier jugada aislada podía desconcentrar. Tuvimos un par de ocasiones que pudimos aprovechar, lamentó el técnico del Inter, Antonio Conte.

El duelo comenzó a ritmo frenético y el marcador se movió apenas al minuto cinco, cuando Lukaku transformó un penal que Diego Carlos había cometido sobre él y que fue decretado tras la revisión del VAR.

Tras reaccionar con rabia, el Sevilla no tardó en devolver la igualdad a la pizarra gracias a un centro de Jesús Navas que De Jong cabeceó a la red del Inter al minuto 12.

El partido bajó ligeramente de ritmo, pero siguió con peligro en las áreas.

De Jong volvió a ser letal con la cabeza al minuto 33, esta vez sorprendió a todos al rematar por alto una falta colgada al área por Ever Banega.

Si previamente el Inter no había tenido mucho tiempo para celebrar su ventaja, el Sevilla también vio cómo su rival equilibró muy pronto la situación: fue al 36, con otro testerazo, esta vez de Godín ante una falta cobrada por su compañero croata Marcelo Brozovic.

Justo antes del descanso, el argentino Lucas Ocampos, una vez más de cabeza, tuvo otra buena ocasión, en una falta servida por Banega.

En la segunda mitad, Lukaku tuvo un mano a mano con Yassine Bounou Bono, que el arquero marroquí salvó al 61.

Ocampos, quien tenía problemas en una rodilla, pidió su cambio al 64 y cuando todo parecía complicarse para el Sevilla llegó el tanto definitivo, con ese remate de chilena de Diego Carlos (74), donde el balón tocó a Lukaku y entró en el arco del subcampeón de la última Serie A.

Jules Koundé, al minuto 81, salvó sobre la línea un intento de empate del Inter, y Diego Carlos fue sustituido al 85.

Antonio Candreva tuvo la última bala para los italianos (90+1), pero Bono, como en la semifinal, alejó el peligro para confirmar la coronación del equipo andaluz.

Seis finales y seis títulos: ese es el impresionante balance que tiene el conjunto sevillista en la Liga de Europa, donde ha sido campeón en 2006, 2007, 2014, 2015 y 2016.

En el palmarés, tiene ya tres títulos sobre el grupo de perseguidores más directo, formado por Juventus, Inter, Liverpool y Atlético de Madrid. Las tres del Inter de Milán se remontan a cuando el torneo se conocía como la Copa de la UEFA (1991, 1994 y 1998).

El futbol español vuelve así a celebrar un título europeo, después de quedarse fuera de las finales en la campaña 2018-2019 y, sobre todo, mitiga la decepción de sus representantes en la Liga de Campeones, donde este curso ninguno de ellos llegó ni siquiera a las semifinales.

Italia tendrá que esperar para romper su sequía europea. Lleva ya una década sin ganar una competición del viejo continente, justo desde que el Inter conquistó la Liga de Campeones en 2010 bajo las órdenes de José Mourinho.

Lukaku igualó el récord de 34 goles en el club en todas las competiciones de una temporada del ex delantero brasileño Ronaldo, pero fue un consuelo menor ante un audaz Sevilla que se adjudicó una sexta corona del torneo europeo en sólo 14 años.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor