La cosificación política de la mujer

Aquí, pensando en voz alta

Ana María Ponce Martínez

 Aquí, pensando en voz alta

Política

Octubre 17, 2020 10:09 hrs.
Política Nacional › México Guerrero
Ana María Ponce Martínez › codice21.com.mx

1,470 vistas

El lunes 12 de octubre de 2020, los militantes de MORENA, de todo México, se hicieron presentes en la calle Chihuahua 216, en la colonia Roma, una de las sedes del Partido MORENA, para estar presentes en la toma de protesta simbólica de la Presidencia de dicha institución política, que el candidato ganador, Porfirio Muñoz Ledo, había anunciado, ante la necedad del Instituto Nacional Electoral de hacer una tercera encuesta, aún cuando ya había un ganador de la primera y segunda ronda.

Es evidente que existe un marcado interés entre algunos legisladores para que la dirigencia del partido la ocupe el candidato que firmó el Pacto por México, y que fue afín a las políticas de los gobiernos neoliberales, aduciendo, en su momento, que dicho pacto era benéfico para el país.

Cuando se aprobó el Pacto por México (o la venta del País) no se entendió lo que estaba pasando en las cámaras; pues legisladores de todos los partidos decidieron avalar una reforma que entregaba la naturaleza a los capitales mexicanos y extranjeros; y sujetaba la soberanía nacional.

Después de las declaraciones o confesiones de Lozoya, se ha comprendido que los legisladores no votaron por ingenuos o estúpidos; sino porque recibieron dinero a cambio de entregar la naturaleza, instituciones y demás haberes del país.

Lozoya está en la cárcel y tiene que responder por lo que hizo; pero, en el caso concreto de Mario Delgado, que no ha ganado dos rondas de encuestas como aspirante a ocupar la presidencia del partido MORENA ¿Debe responder ante la justicia? O seguir perpetuado como aspirante a dicho cargo.

México debería preguntarse si este personaje debe ir a prisión o seguir prestándose a los designios del INE para imponerlo en la presidencia de MORENA.

En medio de estas reflexiones, al llegar a Chihuahua 216, nos encontramos con una barrera de mujeres que fueron enviadas para impedir que llegara el candidato vencedor,
los ahí reunidos fuimos testigos de un acto burdo, en donde jóvenes mujeres feministas hicieron una barrera humana, pero que estaban siendo cuidadas y protegidas por otra cadena humana de hombres.

Un espectáculo desalentador para quienes nos encontramos luchando por mejores condiciones para las mujeres en este México lleno de desigualdades y concentración de la riqueza.

Ya de tarde, cuando los militantes abandonaron el lugar, las mujeres ya estaban cansadas de tanto gritar y hubo quien les entregó unas cajas con pizas que comieron sentadas en la banqueta. Ya estaban solas, nadie las cuidaba. Esperaron un rato más, pero al ver que nadie llegaba por ellas, una a una se fueron yendo. Su labor había terminado.

Este tipo de acciones echan abajo cualquier dignificación de la mujer pues la lucha feminista y el dolor de las víctimas de acoso se utilizó como arma, como escudo, en un evento político, lo que es reprobable.

anabanana_33@hotmail.com
https://www.instagram.com/anaponc.e/
https://www.facebook.com/ana.ponce.9216


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor