Buenos hábitos cotidianos evitan alteraciones visuales refractivas


La miopía, hipermetropía, astigmatismo y ambliopía son las alteraciones refractivas más comunes de la visión, las cuales se pueden retrasar con habitos cotidianos como cuidar la iluminación del entorno, y corregir a tiempo con un tratamiento adecuado

| Staff | Desde Contrapapel.mx
Buenos hábitos cotidianos evitan alteraciones visuales refractivas

Salud

Octubre 13, 2018 13:06 hrs.
Salud Nacional › México Ciudad de México
Staff › Contrapapel.mx

24,906 vistas

México, 13 Oct (Notimex).- La miopía, hipermetropía, astigmatismo y ambliopía son las alteraciones refractivas más comunes de la visión, las cuales se pueden retrasar con habitos cotidianos como cuidar la iluminación del entorno, y corregir a tiempo con un tratamiento adecuado, señaló el director de Atención Médica de Servicios de Salud Pública, Plácido Enrique León García.

El funcionario del gobierno capitalino señaló que estas alteraciones generan afectaciones como visión borrosa, sensación de tensión en los ojos y ocasionalmente, dolor de cabeza, síntomas que suelen desaparecer al corregir el defecto con anteojos, lentes de contacto o cirugía.

En el marco del Día Mundial de la Visión, que se conmemoró el pasado 11 de octubre, indicó que la Secretaría de Salud (Sedesa) local realiza dos veces al año campañas de detección integral temprana de alteraciones de la visión, con un enfoque especial en niños, jóvenes y adultos mayores, para detectar y corregir a tiempo.

Tras referir que en el mundo hay 253 millones de personas con discapacidad visual, Enrique León expuso que para procurar la salud visual es recomendable cuidar la iluminación del entorno y evitar ver la televisión a una distancia inferior a dos metros, además de mantener una buena postura física.

También, abundó, se sugiere colocar la pantalla de la computadora a unos 50 centímetros de distancia y ligeramente por debajo del nivel de los ojos, reducir el brillo al mínimo y evitar los reflejos.

El funcionario recomendó mantener la espalda y el cuello recto, los pies planos en el suelo y los codos flexionados en un ángulo de 90 grados; intentar descansar la vista entre dos y tres minutos cada 15 o 20 minutos, y aprovechar para estirar los brazos, las piernas y la espalda.

Aseguró que al utilizar gafas con tratamiento antirreflejante se puede reducir el deslumbramiento y aumentar la comodidad visual.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor