CdMx: ’Ejecutivo de BBVA puso su teléfono en mis datos para que le llegaran las notificaciones’, dice mujer


CdMx: ’Ejecutivo de BBVA puso su teléfono en mis datos para que le llegaran las notificaciones’, dice mujer

Economía

Diciembre 19, 2020 17:48 hrs.
Economía Nacional › México Guerrero
› codice21.com.mx

1,936 vistas

La mujer recomendó estar ’al tiro’ para evitar caer en ese tipo de prácticas, las cuales calificó como ilegales. El banco BBVA no se ha pronunciado al respecto.
Una joven mexicana denunció que un ejecutivo de BBVA puso su propio celular en los datos de la cuenta de ella para recibir las notificaciones de movimientos. El supuesto cambio de información ocurrió en una sucursal de la Ciudad de México.

’El día de hoy fui a una sucursal de BBVA porque la app me pedía una actualización de datos. Pasé con el ejecutivo para hacer un trámite sencillo; todo el tiempo me estuvo haciendo preguntas personales y sé que miró el dinero que tenía en mis apartados. Me dijo que era todo y me fui’, explicó la joven en una publicación en redes sociales.

’Cuando salí de la sucursal me llegó un correo diciéndome que habían actualizado mi número de móvil por otro que no es mío, obvio se me hizo raro y regresé a preguntar’, agregó.

La mujer expuso que el ejecutivo le dijo que ’era un número genérico que tenían que poner forzosamente, no me dio opción a más’.

De acuerdo con su testimonio, unos momentos después marcó al teléfono que habían añadido a su cuenta y era del mismo ejecutivo.

’Fui a otra sucursal, volvieron a actualizar mis datos y ahí me dijeron que efectivamente habían cambiado el número para que las alertas de retiros llegaran a ese número (el del ejecutivo)’, contó.

’No sabré mucho de bancos, pero eso me suena muy ilegal. Lo pongo aquí para que se pongan siempre al tiro’, dijo.

Los hechos ocurrieron en la sucursal 0242 de BBVA, ubicada en el Eje Central Lázaro Cárdenas, colonia Doctores, el viernes 18 de diciembre.

MÁS CASOS

En los últimos meses, este diario digital ha reportado numerosas denuncias que clientes de bancos realizan contra fraudes. A Luis Alfredo Poblano, por ejemplo, le llamaron la mañana del 21 de noviembre de 2019. Las personas se identificaron como trabajadores de Santander. ’Detectamos un movimiento inusual en su tarjeta por 5 mil 900 pesos’, le dijeron. Luego le pidieron información para cancelar la transacción. Era un engaño.

Las personas que marcaron le dieron datos personales al hombre. Le dijeron su nombre completo y los números de su cuenta bancaria. Luego explicaron que, de alguna forma, alguien había comprado un boleto de avión con su tarjeta. Aseguraron que lo ayudarían, pero lo que en realidad estaban haciendo era distraerlo para arrebatarle más datos.

’Voy a pedirle que diga: ‘no reconozco la compra en Aeroméxico por 5 mil 900 pesos’, después nos proporcionará el NIP del cajero automático’. Esa fue la indicación de los desconocidos. Luis se negó al principio, pero luego confío en los que llamaron.

’Me dijeron que no había problema porque yo tenía el plástico y no podían retirar dinero. Accedí a hacerlo. Dije lo que me dijeron. Di el NIP. Me dijeron que mi SuperMóvil estaría bloqueado en lo que cancelaban el movimiento, que por favor no entrara’, relata el hombre a SinEmbargo.

Luis pensó que todo estaba en orden. Entonces entró a una reunión de trabajo y se desconectó durante algunas horas. Al salir se llevó una desagradable sorpresa: una transferencia de 199 mil pesos desde su cuenta a otra de Santander. ’En ese momento me puse de varios colores’, cuenta el hombre.

Entonces Luis reportó lo ocurrido por teléfono, pero le dijeron que no podían ayudarlo. En una sucursal de Oaxaca levantaron un reporte y le pidieron que esperara unos días por la respuesta.

’Vimos a dónde se fue la transferencia. Era una cuenta de Santander. La beneficiaria era una tal Penelope. La que me atendió en Santander marcó al número del que me llamaron y, con cara de asombro, dijo: ‘sí era un número de Santander. No puede ser que dentro del mismo banco haya gente que hace esto’’, relata Luis.

El 5 de diciembre de 2019, Luis Poblano recibió la respuesta de Santander. ’Es un gusto saludarte y acompañarte cuando necesites el apoyo de tu Banco. En Santander Select comprendemos la preocupación al ver movimientos que no reconoces en tu cuenta y por ello, pusimos en marcha nuestra maquinaria de investigación para informarte que tu solicitud es improcedente’, dijo el banco.

’Cabe señalar que la confidencialidad de tu código de cliente y el dispositivo electrónico SuperToken, están bajo tu resguardo tal como se establece en el contrato de prestación de servicios bancarios que ambas partes suscribieron. Esta institución Bancaria no se puede hacer responsable de las transacciones que se generan por el uso indebido del código del cliente así como del dispositivo electrónico SuperToken, y sólo prestó el servicio siguiendo las instrucciones registradas en el sistema’, agregó Santander en la respuesta. Luego pidió a Luis no ’proporcionar sus datos a terceros’.

Más de un año después, el hombre sigue esperando que el banco regrese el dinero que le arrebataron. Ya acudió ante la Comisión Nacional para la Protección y Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef), ante la Fiscalía General, ante Comisión Nacional Bancaria y de Valores. Nadie lo ayuda.

’¿Qué seguridad tienen? ¿Qué confianza te da el banco? No es posible que ellos no tengan los perfiles de cómo hacen transacciones los clientes. Yo nunca hago transferencias por esa cifras. ¿Por qué no hablan para preguntar si autorizan o no?’, cuestiona Luis.

’Sabían mis datos. ¿Dónde está la protección de datos? ¿Quién le da los datos a los delincuentes? ¿Por qué me dijeron mi nombre completo? ¿Por qué me dieron mi número de cuenta de nómina? Me dieron el número de cuenta que yo tengo. Sabían mis datos. Alguien al interior del banco está filtrando esa información confidencial’, denuncia.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor