Cocinan Ley que daría 20 años de cárcel a corruptos


Han presentado en el Senado una iniciativa que les impondrá a los funcionarios corruptos una pena de 10 a 20 años de prisión y una sanción equivalente a 10 mil veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización vigente

| Redacción | Desde Emmanuel Ameth Noticias
Cocinan Ley que daría 20 años de cárcel a corruptos

Política

Noviembre 12, 2020 12:14 hrs.
Política Nacional › México Ciudad de México
Redacción › Emmanuel Ameth Noticias

2,296 vistas

A unos meses de llevarse a cabo la consulta ciudadana para llevar a juicio a los expresidentes por corrupción, el gobierno federal prepara una iniciativa de ley para castigar a los funcionarios que simulen o manipulen procesos de adquisición de bienes y servicios, con una pena de hasta 20 años de prisión.

La iniciativa de ley presentada por la senadora morenista María Soledad Luévano Cantú, propone que a los funcionarios que simulen o manipulen compras de la Administración Pública Federal se les impondrá una pena de 10 a 20 años de prisión y una sanción equivalente a 10 mil veces el valor diario de la Unidad de Medida y Actualización vigente.

’A lo largo de los últimos cinco sexenios, desde la presidencia de Carlos Salinas de Gortari y hasta la conclusión de la administración de Enrique Peña Nieto, las adquisiciones del gobierno se han convertido en un negocio, donde las compras y los contratos públicos se utilizan para enriquecer a funcionarios y empresarios corruptos’, indicó la senadora.

Mediante un comunicado indicaron que con la propuesta de ley creará un tipo penal que garantice al Estado mexicano el acceso a productos y servicios de mejor calidad, con mejores precios y condiciones de mercado, lo cual beneficiará al erario nacional, a la sociedad y ’pone piso parejo para todas las empresas’ que ofrezcan sus productos y servicios.

Se entenderá como simulación y manipulación de procedimientos a los actos que realicen los funcionarios públicos para favorecer a uno o varios de los ofertantes de los bienes o servicios adquiridos. La simulación es equiparable al delito de peculado, ’una grave trasgresión ética y legal’, puntualizó la legisladora Luévano Cantú.

A lo largo de los últimos cinco sexenios desde el gobierno de Carlos Salinas de Gortari hasta Enrique Peña Nieto, las adquisiciones de gobierno federal se han convertido en un negocio, donde las compras y los contratos públicos se utilizan para enriquecer a funcionarios y empresarios.

La legisladora recordó el caso de la adquisición de medicamentos, donde el Presidente de la República, Andrés Manuel López Obrador, ordenó a todas las Secretarías implicadas en el sector salud que no permitan que tres empresas distribuidoras de medicamentos que resultaron favorecidas en el sexenio anterior participen en ninguna licitación hasta que concluya una investigación por presunto influyentísimo o corrupción.Con información de Karen Ballesteros | CONTRALÍNEA


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor