Construimos un hospital, pero extirpamos un árbol - Amatl Xoxoktli - Acapulco - codice21.com.mx

Amatl Xoxoktli

Construimos un hospital, pero extirpamos un árbol

Martín Josué Dircio Chautla

Construimos un hospital, pero extirpamos un árbol

Gobierno

Mayo 18, 2021 16:18 hrs.
Gobierno Nacional › México Guerrero
Martín Josué Dircio Chautla › codice21.com.mx

930 vistas

En la semana de biodiversidad, en Chilapa, Guerrero, localidad sin una sola política ambiental en su historia y sin plan desarrollo urbano al menos desde 2016, cuando solicité dicho documento, ha iniciado el derribo de unos de los árboles más antiguos y grandes de dicha localidad, acción anunciada por la cuenta oficial de Facebook del Ayuntamiento Municipal.

Paradójicamante este ejemplar está ubicado en un lugar destinado a sanarnos; un hospital. Pero, ¿por qué hemos llegado a este punto de ecortar dicho árbol? Porque el diseño inicial no fue correcto. Si el árbol ya estaba antes debieron dejarle más espacio. Si lo plantaron después, lo mismo. La falta de un enfoque ambiental en las construcciones nos ha orillado a la emergencia climática, al calentamiento global, a las islas de calor urbano. ¿Qué hacen en ese temas las direcciones de obras y de desarrollo urbano?, las direcciones de ecología se han convertido en meros adornos y son catalogadas como ’las que regalan arbolitos’, pues no tienen voz ni voto en las construcciones aunque los expedientes técnicos tengan como primer requisito la manifestación de impacto ambiental. No hay biólogos ni ingenieras ambientales. No se cumplen las leyes.

No abundaré en los beneficios del árbol urbano, quiero en esta ocasión señalar la omisión que ha hecho la administración actual y la anterior respecto a las propuestas realizadas desde la ciudadanía con conocimiento de hechos pues he dirigido los acontecimientos que enlisto a continuación, tanto como profesional del urbanismo como activista ambiental y ciudadano propositivo.

En junio de 2018 coordiné el Primer foro ambiental ciudadano, invitadas estuvieron las direcciones de ecología y desarrollo urbano. Sólo asistió la primera sindicatura.

En 2018 también invitamos a varios paseos en bicicleta por distintas partes de la localidad, nunca hubo presencia de personal del ayuntamiento, más que el resguardo de Tránsito Municipal, a pesar de ser Chilapa una localidad privilegiada en este tema por el preservado uso de los bicitaxis.
En diciembre de 2018 invité al ayuntamiento a la presentación de mi tesis: Infraestructura Verde para Chilapa, Guerrero, acudieron la Dirección de Desarrollo Urbano y la Dirección de Ecología a la Facultad de Arquitectura y Urbanismo de la UAGro, acompañamiento que agradecí en su momento, pero no hubo continuidad a las recomendaciones y el programa propuesto que coloca a las áreas verdes como punto de inicio para el desarrollo urbano.

En febrero de 2019 presenté la tesis ante el presidente municipal que estuvo acompañado de una parte de su gabinete. Una exposición de 2 horas sobre este tema y otros del tema cultural. No hubo seguimiento.
En diciembre de 2019 acudimos con un arborista certificado internacionalmente a analizar el estado de varios árboles de Chilapa, el experto, que también dirigió el saneamiento de los árboles del Santuario en Tixtla, hizo recomendaciones para mejorar la salud de los árboles urbanos en Chilapa, mismas que fueron la burla de funcionarios a quienes les compete este tema.

En 2020 también lideré un proyecto que ofreció un taller de arborismo con invitación al público en general, la asistencia de personal que tiene la responsabilidad institucional de estos árboles no figuró. En dicho taller tratamos el tema de las raíces y su espacio vital, la necesidad de aminoácidos para vitaminar los árboles e indicaciones para poda y desrame (que jamás debe ser con machete).

No ha pasado ni un mes de la entrada en vigor del Tratado de Escazú, el ’Acuerdo Regional tiene por objetivo garantizar la implementación plena y efectiva en América Latina y el Caribe de los derechos de acceso a la información ambiental, participación pública en los procesos de toma de decisiones ambientales y acceso a la justicia en asuntos ambientales, así como la creación y el fortalecimiento de las capacidades y la cooperación, contribuyendo a la protección del derecho de cada persona, de las generaciones presentes y futuras, a vivir en un medio ambiente sano y al desarrollo sostenible’.

Desafortundamente si no existe una sola ley o reglamento de protección al ambiente, no hay anda que actualizar, el Tratado de Escazú pasa desapercibido y la información respecto al árbol en cuestión, que según testimonios fue sembrado por Aurelio Aguilar Godínez en la década de los sesenta, cuando el predio era ocupado por la Plazuela San Marcos, está pasando la historia, a quedar en los recuerdos, simplemente no existe, o nos es negada.

Ambientalista se han pronunciado en contra de su derribo, mientras vecinos apoyan la decisión pues realmente representa un peligro a la seguridad ciudadana. Pero su deterioro ha sido gradual por muchos años, por eso subrayo la omisión de las autoridades al menos de las últimas dos administraciones.

El 22 de mayo es el día de la Biodiversidad y con la eliminación de este árbol se van las ardillas, aves, mariposas, abejas y variedad de insectos que vivían allí. Se elimina la imagen urbana que contenía naturaleza, perdemos oxígeno. Lo más grave es que no nos damos cuenta que construimos un hospital al costo de extirpar un árbol de una ciudad, que es como extirparnos los pulmones, la vida misma.

Esperamos que el árbol sea sustituido por un árbol de cuando menos un tercio de las dimensiones para que la fauna tenga a dónde llegar y como sociedad debemos comprometernos a cuidar los árboles que aún nos quedan y plantar más. Mientras tanto hemos procedido a solicitar la información técnica y veraz sobre el estado del árbol y el diseño de la obra en construcción.

Invito a la sociedad a observar las obras y a profesionales a dar sus opiniones técnicas.

Hagamos eco de las injusticias al ambiente que son afectaciones a nuestra salud y que la caída del ’Trueno’ haga tal ruido que se tome en serio de una vez por todas la importancia del cuidado ambiental


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor