UN RELATO SABROSO

DIMELO TU PEDRO, PARA QUE LO SEPA JUAN

Daniel Huerta

DIMELO TU PEDRO, PARA QUE LO SEPA JUAN

Sociales

Febrero 12, 2020 13:45 hrs.
Sociales Nacional › México Guerrero
Daniel Huerta › codice21.com.mx

1,388 vistas

Amables lectores, todos y cada uno de nosotros añoramos los guisos y las delicias que deleitamos desde niños en nuestras comunidades, pueblos o ciudades, por todos los caminos de nuestra gran ’Perla Mexicana’, nuestro País; encontraras un sinfín de delicias; independientemente de estas comidas, antojitos, postres, dulces, están las mujeres y hombres.

Que los elaboran con su muy particular sazón; eso hace que lo que comemos o añoramos comer nos llega a nuestra mente, con el recuerdo de haberlos compartidos con alegría en un sinfín de fiestas, con nuestros padres, hermanos, hijos, nietos, familiares, amigos y vecinos; muchas de estas delicias son famosas por su tradición, desde la época virreinal.

En la actualidad, se han internacionalizado, figurando un sinfín de productos, el más conocido es el tradicional mole poblano, el tequila de Jalisco, los nopales, etc. la barbacoa, el pozole y muchas tradiciones mexicanas, se ven en los mercados extranjeros con gran aceptación; en uno de sus viajes a Japón el que fuera presidente de México Salinas de Gortari, se llevó al famoso ’Maseco’.

El dueño de Maseca, logró un jugoso contrato para este producto; después vinieron los japoneses a observar como se hacía la tortilla en México, se reían de las maquinas enormes para elaborar este alimento que es base en nuestra dieta; ellos lograron una maquinita, con su computadora que produce la tortilla como si salieran de una copiadora; hoy puedes comer taquitos al carbón en Japón.

Esto es un breviario cultural; lo que deseo compartir con ustedes es lo que el Huasteco del rumbo de Chinampa, Naranjos, Amatlán, Cerro Azul, Tempoal, Tantoyuca y Tuxpán Veracruz, toda esa región hasta el panuco, en sus tradicionales guisos se come, para esto te haré una pequeña reseña con el perdón de ustedes, con los ojos y el estómago de un chavito.

Por la mañanita, iba a la galera de ordeña, a tomar medio litro de leche recién ordeñada, con pan de caja, lleva huevo de rancho; aunque hayas comido pan fino de ciudad, el pan ranchero es único; también hay Pemoles, Alfajores, Bocoles, Cuiches, Piques, sin faltar las enchiladas, llenas de queso fresco, la cecina, el chorizo, la carne enchilada, el queso de bola es un manjar, no se diga el zacahuil

¿Qué son los Pemoles’, a grandes rasgos te explico: muelen el maíz entero, hasta dejarlo como harina fina, la mezclan con agua, manteca de puerco, piloncillo con canela, elaboran una rosquita y las hornean, al comerlas con leche, café, o chocolate, se desbaratan en tu boca, con un sabor, que no lo has probado en ninguna parte, como dicen por ahí, no puedes comerte una, buen provecho.
El alfajor, el nombre te dice todo, es una palabra árabe, el mismo procedimiento de la harina de maíz, pero a esta se le mezclan todas las especies que se conocen, Clavo, comino, Anís, Pimienta, Canela, Yerbabuena: elaboran una tableta en forma de media luna y las hornean; ’Vale’ al morderlas están duritas, todo el sabor en uno, es deliciosa, tu boca queda perfumada agradablemente.

Este dulce lo hacían en las navidades y solo los cuitoles de chinampa lo elaboran, espero que no haya desaparecido este dulce, tradicional; que quién les enseño, pero es genuino árabe. Los cuitoles lo conocen por generaciones. Cuando visiten mi pueblo prieto y feo, ’Naranjos’ búsquenlo siempre hay cuitolitas vendiendo de todo en el mercado de esa hoy llamada ciudad.

El bocol, gorditas de masa pequeñas, con manteca de puerco o de res, las rellenan de lo que quiera, queso fresco, frijol, chorizo, huevo, etc., con una salsita picosita, te recomiendo que las comas con café de olla, bien caliente, si estas en el campo; en Tuxpán, exageran, los hacen demasiado grandes, de todos modos son sabrosos con café americano y…..Arrancan.

Los Cuiches, son, tamales de elote tiernito, envueltos en hoja de maíz, si los quieres como los hacía Doña Clara, les ponía ’Chongo’, los elaboraba con ingredientes como leche, natas azúcar, canela, vainilla y pasitas; cuando se estaban cosiendo el aroma llegaba lejos, ¿Te estas saboreando?, ahora imagínate cuando los comías.

Los piques, son tamales en hoja de maíz, duros, de masa y manteca de puerco con sal, son mejores que cualquier pan de ’ahoga perros’; se comen en lugar de tortilla, en caldos, mole, frijoles, como quieras pero calientitos. Buen provecho.
Los tradicionales tamales huastecos, envueltos en hoja de plátano, con carne de puerco enchilado; te chupas los dedos. Al ataque mis cuitoles.

La palabra ’Cuitol’ en lengua huasteca ​significa amigo. Los molotes; los hacen entre Veracruz y Puebla ’en la Ceiba’ a la entrada a Tlaxcalaltongo; son redondos u ovalados, rellenos de carne molida, frijol, sesos; te los sirven con una salsa de tomate verde caldosa, picosita; ’ataca Oaxaca’. Las enchiladas, con diferentes tipos de salsa, la más común de jitomate; adornados con bastante queso fresco.

Se acompañan con un plato de frijoles negros, hervidos tiernitos, con epazote, les picas cebolla, chilito verde, cilantro y cecina; tomándolas con un café negro.’ al ataque mis VALEDORES’. Los atoles, ¡NO¡ es otro mundo hermano, imagínate el famoso atole agrio, el blanco de yuca, el de tamarindo, el de capulín, este último es de una fruta silvestre, pequeña, morada de sabor agridulce. Es riquísimo.

El agua fresca, la mejor de ’JOBO’, también está el pulque, de zarza parrilla, otros, le llaman cerveza de raíz; el natural es delicioso; ahora vienen los’ postrecillos’: Dulce de ciruela verde. (Madura) hervida con piloncillo, Piloncillo con cacahuate, o ajonjolí, acompañado de una buena rebanada de queso fresco, te vas de espaldas, ya quede satisfecho, buen provecho amables lectores.


Ver nota completa...