El Marro: quién es José Antonio Yépez y por qué su captura puede suponer el fin del cartel de Santa Rosa de Lima en México


El Marro: quién es José Antonio Yépez y por qué su captura puede suponer el fin del cartel de Santa Rosa de Lima en México

Justicia

Agosto 03, 2020 20:34 hrs.
Justicia Nacional › México Guerrero
Códice 21 › codice21.com.mx

746 vistas

Hasta este domingo, era uno de los hombres más buscados por las autoridades en México: en apenas diez años, había pasado de ser asaltante de camiones a líder de un cartel que sembraba el terror en el estado de Guanajuato.

Ahora, José Antonio "el Marro" Yépez se encuentra bajo custodia policial tras ser capturado por las fuerzas de seguridad mexicanas este domingo.

"Hoy en la madrugada, en una acción encabezada por el Ejército mexicano y apoyada por la Fiscalía General del Estado de Guanajuato, fue detenido José Antonio "N", también conocido como el Marro. En este momento se encuentra a disposición de la autoridad judicial local", detalló el encargado de seguridad federal, Alfonso Durazo.


Pese a haber ganado notoriedad en los últimos años por las actividades del grupo que lideraba, el cartel Santa Rosa de Lima, no se conocen muchos detalles sobre su figura.

¿Quién es?
Nacido en Guanajuato, de José Antonio Yépez, alias el Marro, no han trascendido demasiados datos personales.

Se sabe que prefiere trabajar con sus familiares más cercanos y que hasta hace poco vivía en Santa Rosa de Lima, una localidad en el municipio de Villagrán, entre Celaya y Salamanca, que da nombre al cartel que dirigía.

Allí se construyó una lujosa mansión con jardines y piscinas que emulaba un parque acuático y de la que tuvo que huir en el último año por el asedio de las autoridades, que estuvieron a punto de detenerlo en varias ocasiones.

Se sabe también que perteneció al cartel de Los Zetas, el cual tras haberse fragmentado por la captura de líderes en la última década, se convirtió en una "célula" que optó por el robo de combustibles.

Calificado como violento y narcisista por expertos que analizaron sus últimas apariciones en video, el Marro tuvo un rápido ascenso en la escena criminal en pocos años.

Del robo al crimen organizado
En 2008, el Marro fue detenido por asaltar camiones de carga y por delincuencia organizada, esto último considerado delito federal, pero logró su libertad al poco tiempo por faltas al debido proceso.

Gradualmente pasó del asalto de camiones al robo de hidrocarburos de los ductos de Petróleos Mexicanos (Pemex) en Guanajuato, donde se encuentra la refinería de Salamanca, una de las más grandes del país.

El Marro fue acumulando poder y fuerza gracias a que el robo de combustible -conocido en México como huachicoleo- se convirtió en uno de los mayores negocios criminales hasta que el gobierno del presidente Andrés Manuel López Obrador comenzó a combatirlo y a perseguir al cartel.

Su escalada en el cartel
El origen del cartel Santa Rosa de Lima se sitúa en el año 2014, cuando estaba formado por un grupo de huachicoleros encabezado por David "R", alias el Güero, jefe de José Antonio Yépez.

Para 2017,el Marro ya estaba al frente del cartel que lleva el nombre de su comunidad.

Se dice que ese año, Yépez le declaró la guerra al cartel Jalisco Nueva Generación (CJNG), fundado por Nemesio Oseguera, alias el Mencho, con el fin de seguir controlando el llamado "Triángulo de las Bermudas" en Guanajuato, integrado entre otros por los municipios de León, Irapuato, Salamanca, Celaya y Los Apaseos.

Empezó así una historia de cruentas disputas por el poder entre los dos carteles que ha convertido a Guanajuato en el estado de mayor violencia y más homicidios del país.

Se estrecha el cerco
La decisión del gobierno de combatir el robo de combustible afectó las actividades del Marro, que tuvo que huir de su paraíso de Santa Rosa de Lima para evitar ser capturado o atrapado por sus enemigos.

Las crónicas de los medios locales cuentan que el Marro evitó al menos en cinco ocasiones ser capturado por las autoridades, las dos más llamativas al salir por pasadizos secretos en su mansión y al escapar de una cueva minutos antes de la llegada de la policía.

Las fuerzas de seguridad fueron estrechando el cerco sobre el Marro este último año, hasta llegar a la detención de este domingo.

Su madre, su hermana y su prima fueron arrestadas el pasado junio y puestas en prisión preventiva, aunque pronto quedaron en libertad.

A raíz de aquello, el Marro apareció en dos cortos videos difundidos por redes sociales. En uno, donde se le vio prácticamente llorando, agradeció el apoyo de sus seguidores que le ayudaron a evitar el arresto y en el otro amenazó al gobierno de López Obrador y al CJNG con presentar batalla hasta el final.

"Aunque me quede solo como un perro me les voy a aferrar (...) Voy a ser una piedra en el zapato", sentenció Yépez Ortiz en ese vídeo divulgado a finales de junio.

A principios de julio, se atribuyó al cartel de Santa Rosa de Lima la matanza de 27 personas de un centro de rehabilitación de drogas en Irapuato (Guanajuato).

Un significativo (y previsible) golpe al cartel de Santa Rosa de Lima
Por Marcos González Díaz, corresponsal de BBC News Mundo en México

El video en el que el Marro aparecía casi entre lágrimas hace unas semanas tras la detención de su madre y otras familiares -posteriormente liberadas por "falta de pruebas"- fue probablemente la mayor muestra de que sabía que su final estaba cerca.

Tras varios operativos frustrados y el arresto de sus principales colaboradores en el último año y medio, su caída era ya solo cuestión de tiempo.

Ahora, el futuro delictivo del cartel de Santa Rosa de Lima (CSRL), líder en el robo de combustible o "huachicoleo" en México, está más en entredicho que nunca.

La detención de otros líderes de grupos criminales en el país no supuso el fin de sus actividades sino que dio lugar a una reorganización de sus jerarquías, como ocurrió con el cartel de Sinaloa tras el arresto del Chapo Guzmán.

Pero en el caso del CSRL, su estructura estaba ya tan debilitada desde hace meses ("más del 80%" estaba desarticulado en marzo, según las autoridades del estado de Guanajuato) que la caída del Marro podría suponer la estocada final al grupo.

Además de que el actual gobierno federal fijó la lucha contra el huachicoleo como una de sus prioridades con la detención de varios de sus cabecillas, otra de las claves para el desmoronamiento del CSRL fue la incursión del cartel Jalisco Nueva Generación en su tradicional feudo de Guanajuato.

Está por ver cómo afectará la detención del Marro a esos territorios y fuentes de ingreso ferozmente disputados hasta ahora por ambos carteles, y que fueron determinantes para que Guanajuato -una de las economías más boyantes del país- registrara el año pasado el mayor número de asesinatos de todo México.

Personalidad violenta y narcisista
Yépez reveló parte de su carácter en los dos videos en los que lloró por su familia y amenazó a sus enemigos.

Para expertos en Psicología Clínica de la Universidad de Guanajuato, el Marro se mostraba acorralado y vulnerable en aquellas imágenes difundidas a finales de junio.

Según los psicólogos consultados por el diario Milenio, su lenguaje vulgar, las posturas, el llanto y los mensajes amenazantes revelaron que "tiene un trastorno de psicopatía, es narcisista y tiene tendencias sádicas".

Yahoo Noticias

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor