El ’triángulo sexual’ que hundió al líder de una influyente universidad evangélica (y aliado de Trump) en EEUU


El ’triángulo sexual’ que hundió al líder de una influyente universidad evangélica (y aliado de Trump) en EEUU

Justicia

Agosto 26, 2020 10:20 hrs.
Justicia Nacional › México Guerrero
Códice 21 › codice21.com.mx

849 vistas

Los evangélicos son uno de los grupos conservadores más influyentes en Estados Unidos, con sustantivo poder político-electoral (son uno de los bloques mayores de apoyo al Partido Republicano) y, en la actualidad, muchos de ellos figuran entre los más firmes seguidores del presidente Donald Trump.

Es por ello que el derrumbe de Jerry Falwell Jr., hasta hace nada presidente de la Liberty University, una de las mayores universidades evangélicas de EEUU, ha sido especialmente notoria, tanto por el perfil específico de Falwell Jr. como por el truculento entuerto que condujo a su caída.


“Es como vivir en una montaña rusa”, dijo Falwell Jr. en relación al extraño triángulo sexual que habría vivido durante varios años.

Falwell Jr., quien según testimonios llegó a regir su universidad con talante de monarca, renunció luego de que se revelara la aventura sexual que su esposa, Becki Tilley Falwell, tuvo con un joven trabajador de un hotel en Miami al que conoció en 2012. Las relaciones entre ellos duraron hasta 2018 y, de acuerdo al joven, Giancarlo Granda, todo se hizo con el conocimiento de Falwell Jr., quien supuestamente los miraba mientras tenían relaciones sexuales.

Granda hizo esas revelaciones en una entrevista concedida a la agencia Reuters, que ha tenido gran resonancia mediática.

De acuerdo al relato de The Daily Beast, la esposa de Falwell conoció a Granda, quien atendía la piscina en el hotel Fontainebleau Miami Beach, en marzo de 2012. Granda tenía entonces 20 años.

“Becki y yo desarrollamos una relación íntima y Jerry disfrutaba mirando desde un esquina de la habitación”, dijo Granda, quien añadió que eso sucedió varias veces al año en hoteles en Miami y Nueva York y también en la casa de los Falwell en Virginia.

Esos detalles fueron, al parecer, demoledores para Falwell Jr., de 58 años. La noción de que no solo su esposa le fue infiel sino que él estuvo al tanto de ello, e incluso que lo hubiera consentido, según afirma Grande, fue una pesada losa para el dirigente de una institución que defiende una moralidad estricta y conservadora.

Falwell Jr. negó haber sido testigo de las relaciones sexuales de su esposa con Granda, pero reconoció que sucedieron y que supo de ello durante años.

Al final, todo resultó escandaloso e incompatible para el líder de una universidad que ostenta entre sus valores preceptos de moralidad estricta y conservadurismo religioso, que requiere a sus estudiantes tomar cursos de estudios de la Biblia y cuyo código de conducta prohíbe las relaciones extramaritales e incluso restringe las interacciones sociales entre mujeres y varones.

La Liberty University, ubicada en Lynchburg, Virginia, fue fundada en 1971 por Jerry Falwell Sr., padre de Falwell. Ambos dirigieron sucesivamente la universidad, que cobró gran importancia entre la comunidad evangélica y bajo el liderazgo de Falwell Jr. logró una sustantiva recaudación de recursos: su fondo alcanzó los 1,600 millones de dólares, de acuerdo a The New York Times.

Esa universidad ha sido un bastión de apoyo al Partido Republicano y al movimiento conservador y Falwell Jr. se convirtió en un aliado cercano de Trump, ignorando por ejemplo los reproches que se le hicieron durante la campaña de 2016 por apoyar a un candidato vinculado a escándalos sexuales y proclive al lenguaje lascivo (recuérdese el notorio audio de Trump en el programa ‘Access Hollywood’).

Pero Falwell Jr. mantuvo una relación cercana con Trump, al que incluso concedió un doctorado honorario, y el presidente acudió a la Liberty University para dar un discurso en una ceremonia de graduación. Falwell Jr. también defendió las controversiales declaraciones de Trump de que había “buenas personas en ambos bandos” en alusión a los grupos neonazis y supremacistas blancos que se manifestaron en Charlottesville, Virginia, en 2017.

Aunque fue criticado por su talante abrasivo, Falwell Jr. creció de modo sustantivo en la escena de la derecha conservadora, y por ello su caída ha resultado notoria y estrepitosa. Él afirmó que Granda amenazó con revelar la relación que tenía con su esposa y aceptó todo el asunto en una declaración al periódico Washington Examiner.

“Mientras tratábamos de distanciarnos de él [Granda]…, él desafortunadamente se puso crecientemente molesto y agresivo… Él comenzó a amenazar con revelar públicamente esta relación secreta con Becki para deliberadamente avergonzar a mi esposa, mi familia y a la Liberty University a menos que aceptáramos pagarlo una cantidad sustancial”, declaró Falwell Jr. al Washington Examiner.

Además, Falwell Jr. dijo que todo ello lo había sumido en la depresión y que le provocó “daño emocional”. Granda ha negado haber tratado de extorsionar a los Falwell e incluso dijo que se sintió usado por ellos.

Primero la universidad colocó a Falwell Jr. en situación de baja indefinida en tanto se investigaban los “rumores” en torno suyo, y luego él decidió renunciar a su cargo de presidente de la Liberty University cuando estalló el escándalo hace unos días. Con todo, Falwell Jr. ha afirmado que nunca participó, o miró, en los encuentros sexuales que su esposa mantuvo con Granda durante años y que le ha perdonado a ella su infidelidad.

En paralelo, de acuerdo a The Daily Beast, se señala que la ruptura entre Granda y los Falwell se habría debido, al menos en parte, a litigios legales por asuntos de negocios vinculados a un hostal que adquirieron en Miami Beach.

Para dar mayor tensión al asunto, Falwell Jr. por un momento dio marcha atrás a su renuncia, para al poco aceptarla y dejar definitivamente su cargo en la Liberty University. De acuerdo a The New York Times, muchos en esa universidad recibieron su renuncia con alivio.

Sea como sea, el escándalo marca el fin de una época en la Liberty University.

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor