Entre 2012 y 2017 México se rezagó en Combate a la Pobreza: CEPAL


México compartió con Bolivia y Honduras los peores lugares con el 35 por ciento en pobreza y entre el 10 y el 15 por ciento.

| SIN EMBARGO | Desde Emmanuel Ameth Noticias
Entre 2012 y 2017 México se rezagó en Combate a la Pobreza: CEPAL

Ciudad

Noviembre 29, 2019 04:52 hrs.
Ciudad Nacional › México Ciudad de México
SIN EMBARGO › Emmanuel Ameth Noticias

334 vistas

Entre 2002 y 2017 en México se registraron cambios en la mejora de las condiciones de vida de la población que tiene ingresos per cápita inferiores a 1.8 líneas de pobreza, un valor que la Comisión Económica para América Latina y el Caribe (Cepal) ha considerado como el mínimo para reducir el riesgo de caer en una situación de pobreza frente a situaciones como la pérdida del empleo. El 41.5 por ciento de los mexicanos se encuentra en el umbral de la pobreza y el 10.6 en pobreza extrema.

La población mexicana se colocó en una situación similar a países como El Salvador, Guatemala, Honduras y Nicaragua, en los que los porcentajes incluso superan el 70 por ciento en esta situación.

Alicia Bárcena, secretaria ejecutiva de la Cepal, advirtió durante la presentación del estudio ’Panorama Social de América Latina 2019’ que el 41.5 por ciento de los mexicanos se encuentra en el umbral de la pobreza y el 10.6 en pobreza extrema.

’Entre 2014 y 2018 la pobreza se redujo a un ritmo de 2.1 por ciento por año, lo que resulta un ritmo muy lento, y aumentó la pobreza extrema, ese es un tema que preocupa’, afirmó la titular de la Cepal en videoconferencia este jueves.

En el grupo que conformó México y Centroamérica, la pobreza se redujo del 45 por ciento en 2014 al 42 por ciento en 2018, sin embargo todos los estudios hechos en México ’coinciden en señalar que la desigualdad del ingreso en México es considerablemente más alta que la que registra la Encuesta Nacional de Ingresos y Gastos de los Hogares (ENIGH), aun cuando no existe concordancia en los niveles informados’, citó el análisis.

En 2014 el coeficiente Gini -en el que 0 representa ausencia de desigualdad y 1 desigualdad máxima- se basó en 0.50 puntos, pero la tendencia no fue similar en todos los países.

En 2017 en las zonas urbanas de Brasil, Chile, Costa Rica, Panamá, Paraguay, Perú y Uruguay menos de la mitad de la población se ubicó en un estrato de bajos ingresos. Mientras que en El Salvador, Guatemala, Honduras, México y Nicaragua el porcentaje fue de más del 70 en la población.

La incidencia en la pobreza respondió a un orden heterogéneo, pues en 2018, los países en mejor situación eran Uruguay y Chile, con menos del 15 por ciento y la pobreza extrema en el 5, en tanto que México compartió con Bolivia y Honduras los peores lugares con el 35 por ciento en pobreza y entre el 10 y el 15 por ciento.

Al igual que la postura mostrada por el Banco de México en la presentación del reporte del tercer trimestre de 2019, Bárcena descartó que México se encuentre en recesión y también anticipó un repunte en la economía nacional para 2020.

’Nuestra proyección de crecimiento para 2019 es de 0.2 por ciento, esperamos que en 2020 haya una recuperación importante del crecimiento porque habrá, sin duda, mayores inversiones en infraestructura y aumento del consumo, sobretodo de los hogares más pobres’, afirmó.

Los retrasos en la ejecución del presupuesto, los bajos niveles de inversión, así como el nuevo modelo económico fueron considerados por Bárcena como los componentes de la situación económica actual de México, que ha registrado nulo crecimiento en los tres primeros trimestres del año.

Aunado a ello, también colocó como factor central la incertidumbre generada por la falta de ratificación del Tratado entre México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

En el documento presentado por la Cepal, y ratificado por Bárcena, en México se reportó un alza en el ingreso que obtiene la población con recursos más bajos debido a las decisiones tomadas en materia salarial, aunque continúa en el nivel más bajo de América Latina y el Caribe.

Consideró acertada la decisión de política pública de otorgar recursos estatales a los hogares más pobres, lo que afectará positivamente a contener la brecha de desigualdad en el ingreso. Pero puntualizó la importancia de acompañar estas acciones con empleos mejor remunerados.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor