España lo llama Día de la Hispanidad; se trata de la conquista genocida de América


Pese a que en escuelas mexicanas incluso se enseña que América "se descubrió" -ya tneiendo habitantes-, lo cierto es que España trajo consigo un exterminio o eliminación sistemática de un grupo humano por motivo de raza, etnia, religión, política o nacionalidad

| El Confidencial Digital | Desde Emmanuel Ameth Noticias
España lo llama Día de la Hispanidad; se trata de la conquista genocida de América

Derechos Humanos

Octubre 12, 2018 16:24 hrs.
Derechos Humanos Internacional › México
El Confidencial Digital › Emmanuel Ameth Noticias

7,564 vistas

La celebración de la Fiesta Nacional y del Día de la Hispanidad se vio enturbiada este 12 de octubre por una polémica provocada por distintas declaraciones en contra de la colonización de América por los españoles a partir de 1492. Los alcaldes de Barcelona y Cádiz criticaron las celebraciones por conmemorar matanzas y masacres pero, ¿cometió España un genocidio tras el descubrimiento de América?

¿Un exterminio sistemático y planificado?

El Confidencial Digital se ha puesto en contacto con tres historiadores especializados en el descubrimiento y colonización de América para valorar si el estudio de esa época y los datos que se conocen permiten hablar de “genocidio”: un término que, según el diccionario de la Real Academia Española, significa “exterminio o eliminación sistemática de un grupo humano por motivo de raza, etnia, religión, política o nacionalidad”.

Esteban Mira es doctor en Historia de América, miembro de la Asociación Española de Americanistas y autor del libro “Conquista y destrucción de las Indias (1492-1573)”. Su opinión es contundente: “El genocio en América está totalmente documentado, no se puede negar”. Y señala que los españoles, en su conquista, utilizaron tácticas aterrorizantes heredadas de los romanos, como cortar brazos u orejas como castigo, e incluso hubo casos de violaciones y pederastia contra niñas.

A continuación, precisa que “hubo etnocidio, y puntualmente casos de genocidio”. Lo explica añadiendo que la imposición de la lengua castellana, la religión católica y otras costumbres procedentes de España acabaron con las culturas locales, lo que se puede considerar etnocidio. Pero, además, la colonización provocó que se extinguieran pueblos enteros, en un verdadero genocidio tal y como se conoce actualmente, según afirma Esteban Mira.

El catedrático de Historia de América de la Universidad de Sevilla Antonio Acosta coincide en que “es innegable que el proceso de la conquista fue extremadamente cruel y brutal en todos los territorios, de México a las Antillas y Argentina”. Sin embargo, opina que calificar eso de genocidio es “un total desacierto”.

Acosta argumenta que no se puede hablar de genocidio porque no hubo una operación de exterminio racial, ni hubo nunca directrices de la Corona en el sentido de destruir de forma deliberada a los pueblos indígenas. “Los conquistadores que llegaron a América vieron que la riqueza de esas tierras, más que el oro o la plata, era la mano de obra”, y por eso se crearon sistemas de control y trabajo forzado de los indígenas.

En una dirección parecida apunta Antonio Espino, catedrático de Historia Moderna en la Universidad Autónoma de Barcelona y autor de “La conquista de América: una revisión crítica”. Este experto destaca que “al poder no le interesaba exterminar a los indios de América, era un desastre económico porque necesitaba esa mano de obra para explotar las minas de oro y plata”. Algo que Esteban Mira remacha al afirmar que “toda civilización que conquista tierras, si puede evitar el exterminio lo evita, para poder usar a esos pueblos para trabajar para ella”.

Según Espino, por un lado no se puede decir que lo ocurrido con la colonización española del Nuevo Mundo fuese un genocidio, porque considera probado que “no fue algo planificado, no hubo voluntad de exterminar a los indígenas”. Sin embargo, añade que en la práctica, los efectos que la conquista fueron los mismos que los de un genocidio.

Este catedrático de la Universidad Autónoma de Barcelona explica que mediante la guerra, el sistema de trabajo semiesclavo impuesto en las colonias y, además, las enfermedades europeas que llegaron con los conquistadores y contra las que los indios eran vulnerables, los españoles y otros colonizadores después provocaron en apenas un siglo la muerte de entre el 75% y el 80% de la población aborigen que existía en 1492 cuando las tres carabelas llegaron al Caribe.

LEER ARTÍCULO COMPLETO




Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor