Europa abrumada: El coronavirus vuelve con toda su fuerza


Europa abrumada: El coronavirus vuelve con toda su fuerza

Salud

Noviembre 11, 2020 21:59 hrs.
Salud Nacional › México Guerrero
› codice21.com.mx

2,127 vistas

En Italia, colas de ambulancias esperan que se vacíen camas en los hospitales. En Francia la aplicación del gobierno que revela la cantidad de camas de las unidades de cuidados intensivos ocupadas por pacientes del COVID-19 marca 92,5%. Una UCI de Barcelona que ya vivió un fuerte brote de coronavirus no ve la luz al final del túnel.

Las UCIs son la última línea de defensa para los pacientes de coronavirus graves y Europa se está quedando sin camas y sin médicos y enfermeras para atenderlos.

En país tras país, la capacidad de las UCIs está llegando al nivel, y a veces lo ha superado, del pico de la primavera pasada. Las autoridades sanitarias, muchas de las cuales promueven la imposición de estrictos confinamientos, dicen que agregar nuevas camas no ayudará mucho porque no hay suficientes médicos y enfermeras para atender a más gente.

En Francia, más de 7.000 empleados de hospitales han recibido entrenamiento en los últimos meses para trabajar en las UCIs. Ya se ha reclutado a estudiantes de enfermería, residentes y paramédicos, según el ministro de salud Olivier Veran.

’No hay una disponibilidad (de personal) infinita’, dijo la semana pasada. ’No hay personal suficiente’.

El funcionario indicó que la cantidad de infectados seguirá subiendo.

A diferencia de lo ocurrido con la primera ola, esta vez el virus se esparció por toda Francia y ya no es posible trasladar a un paciente de una región a otra menos afectada.

En Italia, Filippo Anelli, director de la asociación nacional de médicos, dijo que con la actual tasa de infecciones, pronto no habrá suficientes médicos. Hace poco en Nápoles las enfermeras de un hospital empezaron a revisar pacientes en sus autos, afuera de la sala de emergencia, porque no había suficiente espacio adentro. Italia tiene en total 11.000 camas en las UCIs pero la cantidad de anestesiólogos con que cuenta puede abarcar 5.000 camas, de acuerdo con Anelli. El lunes había 2.849 camas de UCIs ocupadas, el doble que el día previo.

Cada paciente debe permanecer de siete a diez días.

Francia, Bélgica y Holanda están enviando pacientes a Alemania, pero los alemanes dicen que también se están quedando sin camas.

El doctor Uwe Janssens, director de la Asociación Interdisciplinaria de Cuidados Intensivos y Medicina de Emergencia de Alemania, dijo que en algunas zonas urbanas se están alcanzando niveles precarios.

’Cuando una ciudad de millones de personas tiene solo 80 o 90 camas libres’, expresó, ’eso puede ser grave, porque no hay solo pacientes de COVID-19. Hay accidentes automovilísticos, ataques cardíacos, embolias pulmonares y otras cosas’.

En las últimas dos semanas solamente la cantidad de pacientes con coronavirus tratados en las UCIs alemanas se casi triplicó, de 943 a 2.546.

Janssens, no obstante, admitió que la situación en Alemania es mejor que en Francia, Bélgica, Holanda y Gran Bretaña.

Alemania tiene 34,5 camas en UCIs por cada 100.000 habitantes, sin incluir las reservas para emergencias. Italia tiene 10 y Francia 16, añadió.

’Pero una cama, un respirador y un monitor no implican que un paciente puede ser atendido. En lo que respecta a enfermeras y personal especializado, Alemania tiene un gran déficit’, manifestó. ’Tenemos camas, pero no tenemos suficiente personal’.

España tiene las mismas limitaciones, pero muchas más muertes que Alemania.

’Por un lado, el personal médico está fatigado; por el otro, la cantidad de gente que trabaja en la primera línea es limitada’, declaró Robert Guerri, director del departamento de enfermedades contagiosas y coordinador de las admisiones por COVID-19 del Hospital del Mar de Barcelona.

En Portugal, Fernando Maltez tiene 40 años de experiencia en la preparación de planes de contingencia y es uno de los principales expertos del país en enfermedades contagiosas. Dice que esta pandemia es distinta a todo lo demás.

En los siete meses que pasaron desde principios de marzo hasta fines de septiembre, Portugal registró oficialmente 75.500 casos de COVID-19. Y tan solo en octubre sumó 66.000.

Había 433 pacientes de COVID-19 en UCIs cuando Portugal impuso un toque de queda el lunes. En el pico del primer brote hubo 271. La cantidad de hospitalizaciones se multiplicó por siete desde el 1ro de septiembre y sigue subiendo.

’No se vislumbra el final de esto’, dijo Maltez, que supervisa la unidad de enfermedades contagiosas del Hospital Curry Cabral de Lisboa. ’Ningún servicio sanitario del mundo puede manejar la cantidad de casos que siguen llegando’.

Europa oriental no tuvo brotes fuertes en la primavera del hemisferio norte, pero ahora sí enfrenta situaciones críticas. Hungría dijo que podría quedarse sin camas en las UCIs en diciembre si se cumplen los peores pronósticos y en Polonia las hospitalizaciones se triplicaron. A fines del mes pasado, efectivos de la Guardia Nacional estadounidense con entrenamiento médico colaboraron con los médicos de la República Checa y el propio primer ministro hizo turnos en un hospital.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor