Grupo Universidad usó la UAEH para hacerse de terrenos con vista a viñedos de Ensenada (ACTUALIZADA)


Usando el nombre de la institución, el entonces rector de la UAEH así como su presidente del patronato recibieron la donación de 50 hectáreas para instalar un Centro de Investigación Enológico; la donación se hizo pero el bien inmueble no figura en el patrimonio de la institución

| Emmanuel Ameth | Desde Emmanuel Ameth Noticias
Grupo Universidad usó la UAEH para hacerse de terrenos con vista a viñedos de Ensenada (ACTUALIZADA)

Universitarias

Septiembre 01, 2019 23:31 hrs.
Universitarias Nacional › México Hidalgo
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

11,828 vistas


LA UAEH EJERCIÓ SU DERECHO DE RÉPLICA SOBRE ESTA INVESTIGACIÓN, MISMA QUE SE PUEDE CONSULTAR DANDO CLICK AQUÍ.


Humbeto Veras Godoy, entonces rector de la Universidad Autónoma del Estado de Hidalgo (UAEH) y hoy diputado local por Morena en el Congreso Estatal, así como Gerardo Sosa Castelán, presidente del Patronato Universitario, ocuparon el nombre del alma mater para recibir la donación de un predio de 50 hectáreas en el municipio de Ensenada, Baja California; su uso sin embargo, es particular y no figura como patrimonio de la institución.

Lo anterior, bajo promesa de invertir 300 millones de pesos para la instalación de un Centro de Investigación Enológico.

Actualmente, buscan en la figura de Daniel Alberto Sánchez Cabrera, director de la Preparatoria No 1 de esta institución, hacerse de aún más tierras en Baja California.

A 4 años de la donación, esta se hizo en ’lo oscurito’, pues no figuró comunicación institucional sobre la operación por parte de la UAEH y el mismo no forma parte del patrimonio universitario según se puede consultar en la web de la institución, además de presentar irregularidades conforme la Ley Agraria.

La prueba de que el movimiento efectivamente se formalizó y protocolizó sin embargo, es un comunicado oficial por parte de la Universidad Autónoma de Baja California (UABC) así como memorias periodísticas de la región, que son pocas para la envergadura del proyecto.

La universidad como prestanombres

Desde el año 2010, emisarios de la UAEH iniciaron las gestiones para hacerse de un terreno en Emiliano Zapata (Francisco Zarco) en Ensenada B.C., mismo que tiene vista a Valle de Guadalupe, el lugar donde convergen los 4 centros vinícolas más importantes de México.

Fue hasta el 2 de julio de 2015 cuando la UABC y la UAEH protocolizaron un convenio de colaboración general para llevar a cabo labores de investigación, docencia, colaboración académica, desarrollo profesional, difusión de actividades culturales, artísticas, deportivas, sociales y de prestación de servicio social.

Posterior a la firma de este convenio, la institución facilitó otra aula para que el entonces rector de la UAEH Humberto Augusto Veras Godoy, acompañado de Gerardo Sosa Castelán, presidente del Patronato Universitario, firmaran ante fedatario público la donación de un terreno de 50 hectáreas, con la intención de instalar un Centro de Investigación Enológico el cual recibiría una inversión de 300 millones de pesos además de aportar el expertise de la institución hidalguense.

La institución californiana tuvo que emitir un comunicado de prensa aclaratorio pues en un principio, se había ventilado su participación en el Centro de investigación, mismo que desmintió.

Ese mismo día, comenzarían las irregularidades por parte de las autoridades universitarias que se apersonaron en dicha entidad federativa.

Las irregularidades de la donación del predio

En Inforural se dio cuenta de los asistentes al convenio, donde se dijo que estarían el gobernador Francisco Vega de Lamadrid- quien finalmente no se presentó-, el rector de la UABC Juan Manuel Ocegueda Hernández, el rector de la UAEH Humberto Augusto Veras Godoy, el presidente del patronato de la UAEH Gerardo Sosa Castelán, del secretario general de CODUC, Marco Antonio Ortiz Salas, el diputado federal Pedro Porras Pérez, el entonces presidente de la comisión de educación de la LXII Legislatura de la Cámara de Diputados, Jorge de la Vega Membrillo, así como el presidente municipal de Ensenada, Gilberto Hirata Chico.

Foto: El Vigía

Veras Godoy, mencionó que la investigación estaría dirigida a la resolución de problemas planteados por los mismos productores de la región, como es el problema del agua y otros. También destacó que se buscará la generación de recursos con instituciones académicas y educativas para el uso de nuevas tecnologías, por lo que se ha planteado el proyecto para obtener presupuesto federal.

“Tenemos un equipo especializado en buscar la mejor del cultivo de la uva y los insumos que se requieren en la producción; sumaremos esfuerzos a desarrollar estrategias sustentables para el control de plagas y enfermedades en los viñedos”, explicó.

En cuanto circuló la información sobre la intromisión de la UAEH en Valle de Guadalupe, comenzaron a llover también las críticas que cuestionaban el supuesto expertise de la UAEH, toda vez que si bien cuenta con instalaciones de primer mundo en el ICAP por ejemplo, su experiencia en el área vinícola era prácticamente nula.



La Jornada de Baja California entrevistó a Eduardo Cota Osuna, secretario general en Baja California de la Coalición de Organizaciones Democráticas Urbanas y Campesinas (Coduc), y donante del terreno de 50 hectáreas en donde se dijo iba a ser construido el centro.

Allí también se hizo énfasis en la inversión de 300 millones de pesos en el Ejido Zapata al norte de Valle de Guadalupe, mismo que colinda con el viñedo de Luis Alberto Cetto (L.A. Cetto), quien pese a estar dispuesto a pagar sumas millonarias por el mismo predio, se decidió entregarlo a la UAEH.

Es en este punto donde se hace evidente una de las irregularidades más importantes del movimiento realizado por las autoridades de la UAEH, pues como puede apreciarse, siempre permeó la opacidad sobre dicha donación: la institución no hizo comunicado oficial sobre la donación, el predio no forma parte de la infraestructura universitaria, no hay un responsable de su administración en directorio e incluso no figura el convenio con la UABC; oficialmente pues, no pertenece a la UAEH.

Las irregularidades de los actores

Lo primero que salta a la vista es la donación de Cota Osuna, no porque fuera aparentemente gratuita -que es inverosímil, pero posible- sino porque el movimiento habría violado la Ley Agraria al realizarse a un particular que no era ejidatario ni avecindado del predio.

Muchas de las irregularidades en dicha Ley se habrían pasado por alto -según narraron las fuentes-, aparentemente, derivado de que Eduardo Cota Osuna actualmente funge como Comisionado para Baja California del Registro Agrario Nacional (RAN).

Foto: Eduardo Cota Osuna / Twittter

Pero no sólo serían 50 hectáreas las que estarían a disposición de la UAEH.

Según obran documentos en posesión de este medio ingresados por ejidatarios de Ensenada B.C., entre el 26 de abril de 2015 y el 13 de octubre de 2017, aparentemente 7 ejidatarios donaron sus tierras a Cota Osuna, como se puede apreciar en la siguiente imagen:

Pero no dejan de aparecer irregularidades.

Porque de los dos certificados de tierras ejidales que tenía Cota Osuna, se sumaron los 7 anteriores haciendo un total de 900 hectáreas; cabe señalar que una sola persona no puede tener más del 5% del total de las tierras ejidales, que en el predio en cuestión de 8 mil hectáreas, serían un máximo de 400; así pues, las excede por 500.

Se aprecia también inverosímil que 7 personas hayan donado sus predios de manera gratuita cuando Cetto,por ejemplo, está dispuesto a entregar sumas millonarias por los mismos.

Llama también la atención que en los documentos sobre las donaciones, mismas que sólo requieren la firma de dos testigos y una notificación previa a familiares para que hagan uso de su derecho a exigirlas por entenderse estos bienes como un patrimonio para el sustento familiar, se aprecien firmas simples en la mayor parte de los documentos, esto es, la mera escritura de su nombre que además posee rasgos muy particulares que sugerirían, en apariencia, haber sido signados por la misma persona.

La operación "prestanombres"

Ejidatarios de Ensenada también mostraron su preocupación por la forma en la que se burla la Ley supuestamente para entregarlas a grupos poderosos, en este caso, al Grupo Universidad así como a un grupo de Veracruz que tiene por intención formalizar un proyecto piscícola, según revelaron.

En un principio se expidió una primera convocatoria en la que la falta de quórum -la mitad más uno de los ejidatarios-, permite realizar una segunda que se realiza con aquellos que se encuentren presentes. Prácticamente basta un acuerdo entre los tres máximos representantes del Comisariado Ejidal así como del titular del RAN para dar validez.

Dicha asamblea tuvo la intención de entregar constancia de avecindad a cuatro personajes, mismos que ya podrían ser sujetos a ser propietarios de ejidos conforme marca la Ley Agraria.

Los beneficiarios, que según los ejidatarios solamente tienen la función de ser prestanombres, son Daniel Alberto Sánchez Cabrera, actual director de la Preparatoria No. 1 de la UAEH; Marco Antonio Ortíz Salas, líder de la CODUC; Francisco Segoviano Trujillo, secretario de atención a productores de la CODUC; así como Héctor Lara Soria, expresidente del Comité Estatal de Sanidad Vegetal de Mexicali.

De Centro de Investigación de Enología a Desarrollo Turístico

El supuesto Centro de Investigación de Enología por el cual se hizo la primera donación de 50 hectáreas a la UAEH, que en realidad terminó en manos de particulares y sólo se usó a la institución como intermediaria, no vio la luz; pero ello no significa que el predio se encuentre ocioso.

Ejidatarios contactados por este medio señalaron que en el lugar, actualmente se construye un Restaurante así como una Cava; algunos incluso mencionan que en el corto plazo se edificará un hotel. Y es que el lugar goza de una vista privilegiada hacia los viñedos.

La vista que se tiene del lugar es por debajo del cerro, toda vez que para acceder -es propiedad privada- se han construido kilómetros de carretera para sortear la elevación, encontrándose un valle en la zona de arriba.

Lo anterior rememora la invitación al reconocido cineasta Francis Coppola, que de último minuto canceló su visita a la FUL UAEH, pues el mismo se había interesado en asistir a la UAEH en parte porque se le habría dicho que la universidad iba a ser una empresa certificadora y él posee una marca de vino.

La intención del cineasta pues, habría sido, la de establecer relaciones para certificar su bebida e incluso producir en los ejidos que se le dijo estaban a nombre de la UAEH, en la zona más privilegiada del país para tener viñedos.

La misma UAEH comercializa un vino de Valle de Guadalupe, aunque no da mayores referencias sobre el mismo. También señalaron que habría un complejo inmobiliario donde se edificarían casas de campo para diversos personajes hidalguenses.

La UAEH actualmente tiene cuentas congeladas por parte de la UIF derivado de un presunto lavado de dinero, cuya suma asciende a más de 3 mil millones de pesos.

La UAEH también mantiene estrecha relación con la CODUC, quienes han estado presentes en diversos eventos del patronato de la UAEH.

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor