Mom I`m… El spot

Guerrero Necesita un Plan

Celestino Cesáreo Guzmán

Guerrero Necesita un Plan

Turismo

Agosto 11, 2020 11:04 hrs.
Turismo Internacional › México
Celestino Cesáreo Guzmán › codice21.com.mx

1,257 vistas


No se pueden tirar así nada más, a la basura, seis millones de pesos para la promoción turística de Acapulco, como ocurrió con el spot promocional I‘m Mom in Acapulco’. Y en época de vacas flacas, hacer como que nada ocurrió porque abriríamos la puerta a repetir esa mala experiencia.

Al sonoro fracaso del video, siguieron las ’renuncias’ de los directivos de Fidetur, así como desafortunados deslindes de los secretarios federal Miguel Torruco, y en Guerrero los titulares de Fideicomiso para la Promoción Turística de Acapulco (Fidetur), Pedro Haces Sordo y Abraham Garay Velázquez; y dejan en claro los grados de improvisación y vacío de liderazgo en el sector turismo.

Que ambos se desmarcaran de la producción y difusión del video, no los exime de responsabilidad (ya sea por omisión, descoordinación), o por negar su participación ante el daño que se infligió a la imagen del puerto.

Las dimisiones en Fidetur no pueden considerarse como la solución de este episodio para cerrar el expediente. Los errores y fracasos también dejan aprendizaje, pero se debe dar acuse de recibo.

Es necesario saber cómo operó la cadena de mando y la toma de decisiones, cuánto costó su producción; aclarar si se sometió al análisis de grupos de enfoque. Y si de verdad el Fideicomiso de Promoción Turística hizo a un lado a los tres órdenes de gobierno para lanzar el promocional, lo cual es muy improbable.

El video ‘Mom, I’m in Acapulco’ difundía una imagen que no corresponde con la nueva realidad de la actividad turística, que busca reactivarse ante el paro de actividades ocasionado por la epidemia: la de restricción al número de comensales en restaurantes, de protocolos de higiene y sana distancia.

Dos voces en off señalan que en Acapulco: --’Hoy cambiamos las reglas… De hecho, no hay reglas", en un intento de captar la atención de la generación millenial. En las imágenes se pueden ver un grupo de jóvenes que no respeta la sana distancia. Las reacciones en contra no se hicieron esperar y el spot fue retirado. El propio gobernador tuvo que intervenir y salir al paso en medios nacionales ante el golpe dado al puerto.

Al mismo tiempo, el gobierno de Estados Unidos emitía una alerta para prevenir a sus ciudadanos que no viajen a nuestro país, por el alto riesgo de contagios. En ese escenario de adversidad, se recurrió a la frivolidad e irresponsabilidad mediante ‘Mom, I’m in Acapulco’. El rechazo en las redes sociales fue inmediato y contundente.

Al paso de los días, no conocemos de qué manera se intenta reparar el daño.

Lo peor: se trataba de un video reciclado que fue presentado en la Feria Internacional de Turismo en España, que alguien sacó de un cajón, y de acuerdo con el semanario Proceso, habrían cobrado seis millones de pesos por ello. ¿De verdad no va a pasar nada al respecto?

Con horas de diferencia, el portal VisitMexico del gobierno federal, protagonizó un bochornoso episodio de mala traducción, de tal suerte que en el idioma inglés el estado de Guerrero aparece como ’Warrior’, Hidalgo es ’Noble’, Torreón es ’Turrent’ y Ciudad Madero es ’Log’.

VisitMexico es evidencia de que las cosas no marchan bien en Sectur, al dejar de aparecer en línea por un conflicto del proveedor de servicios con la dependencia que encabeza el señor Torruco, así como denuncias por hackeo y de la empresa proveedora contra el funcionario ante la Secretaría de la Función Pública. Así las cosas.

El sector turístico mundial puede perder entre 1,2 y 3,3 billones de dólares a causa de la pandemia de COVID-19, según estimaciones de la Conferencia de las Naciones Unidas sobre Comercio y Desarrollo basados en tres diferentes escenarios relacionados con la duración en el tiempo de las medidas de control del coronavirus.

En México, el turismo brinda 11 millones de empleo directos e indirectos, quienes esperan una reactivación gradual, pero exitosa.

El Producto Interno Bruto (PIB) turístico podría contraerse hasta 29 % por el impacto de la pandemia del coronavirus, de acuerdo con proyecciones de la Asociación de Secretarios de Turismo de México (Asetur).

INEGI estima en 50% el desplome de los ingresos por turismo extranjero en el país.

A esta serie de eventos desafortunados, no puede seguir el disimulo ni hacer como que nada pasó, y sí reorientar la forma en que se conduce este sector estratégico.

Esperaríamos una seria reflexión, un proceso de corrección y una mejor coordinación para reorientar la promoción. En suma, que la actividad turística se conduzca como lo que es: un pilar de la economía en Guerrero y México.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor