Informe de AMLO: las decisiones de López Obrador que hasta sus críticos elogian y los fallos que sus seguidores critican en su primer año en el poder


Informe de AMLO: las decisiones de López Obrador que hasta sus críticos elogian y los fallos que sus seguidores critican en su primer año en el poder

Política

Diciembre 01, 2019 17:28 hrs.
Política Estados › México Guerrero
Redacciòn › codice21.com.mx

858 vistas

Polémico. Es la palabra que más define el primer año de Andrés Manuel López Obrador que se cumple este 1 de diciembre.

Desde el inicio de su mandato muchas de sus decisiones han provocado controversia, y con frecuencia también severas críticas.

La mayoría de las inconformidades provienen de quienes AMLO, como se conoce en México al presidente, define como "mis adversarios".

Pero algunos proyectos y programas también fueron criticados por sus aliados y seguidores, como el plan para construir el Tren Maya en la Península de Yucatán.

Y por el contrario hay decisiones de López Obrador que inclusive tuvieron el respaldo de la oposición.

Un ejemplo fue la negociación para concretar el Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

En este primer año de gobierno quedó claro el estilo de AMLO para ejercer la presidencia, le dice a BBC Mundo el analista Eduardo Huchim.

"Es uno de los cambios notables, la forma de gobernar", explica. "Algunos critican su terquedad que es cierta, porque se necesita tenerla para hacer ciertas cosas".

"Pero no pretende tener siempre la razón, retrocede y rectifica cuando es necesario, lo cual se traduce en una nueva relación entre el presidente y el resto de los poderes".

Este domingo, AMLO presentó en el Zócalo de Ciudad de México el informe de su primer año como presidente ante miles de personas, donde repasó sus logros y reconoció que economía y seguridad son sus grandes temas pendientes.

"No ha habido crecimiento económico como deseamos, pero existe una mejor distribución de la riqueza, el presupuesto no se queda ’arriba’ como antes, ahora llega a la gente", dijo.

"La disminución de la incidencia delictiva en el país constituye nuestro principal desafío, pero estamos seguros de que vamos a pacificar a México", agregó.

Con motivo de este primer año en el gobierno, BBC Mundo analiza algunas decisiones y proyectos que han sido respaldados por los adversarios de López Obrador, y otros más cuestionados por sus seguidores.

Reconocidos por los críticos: la negociación del T-MEC

López Obrador enfrentó su primer reto antes de asumir la presidencia: reactivar la renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN).

Desde 2017 el presidente de Estados Unidos amenazó con sacar a su país del acuerdo, lo cual implicaría su cancelación.

Al 1 de julio de 2018, cuando AMLO ganó la elección presidencial, las negociaciones estaban estancadas, lo cual provocaba incertidumbre en los mercados financieros.

Una de las primeras decisiones del entonces presidente electo fue enviar a un representante personal a las conversaciones con Canadá y Estados Unidos.

En octubre de ese año se concretó un nuevo acuerdo, llamado Tratado México, Estados Unidos y Canadá (T-MEC).

El resultado de la negociación fue apoyado por algunos de sus críticos, como la Confederación Patronal de la República Mexicana (Coparmex).

El grupo empresarial es un férreo opositor a la mayoría de las decisiones económicas y de seguridad del gobierno. Pero en el caso del T-MEC fue diferente.

"La continuidad de la relación con nuestros socios de América del Norte a través del T-MEC permite apreciar que el gobierno tiene claro que es de vital importancia el cuidar y estrechar vínculos comerciales de largo plazo con Estados Unidos y Canadá", señaló la Coparmex.

Sin embargo, el Tratado aún no entra en vigor porque sólo México lo ha ratificado.

El proceso en Estados Unidos está detenido por los conflictos entre Donald Trump y legisladores del partido Demócrata. Canadá espera la ratificación estadounidense.

Corrupción, la prioridad

Uno de los temas que más respaldo tiene es la lucha contra la corrupción que emprendió López Obrador desde los primeros días de su gobierno.

Parte de la estrategia fue modificar el código penal para clasificar al delito como grave y evitar que los acusados por esa práctica permanezcan en libertad mientras enfrentan un juicio.

El plan también contempla una reducción a los salarios de altos funcionarios, y la orden para que ningún miembro del servicio público cobre un sueldo mayor al del presidente.

El salario de López Obrador es de 108.000 pesos mensuales, unos US$5.700

El presidente insiste que la corrupción es el principal problema del gobierno y de México, y por eso combatirla es su mayor prioridad.

"Si me piden que exprese en una frase cuál es el plan del nuevo gobierno, es acabar con la corrupción y la impunidad", dice.


Ver nota completa...