El deporte, el camino

¡Jálalo que es pargo!

Jacko Badillo

¡Jálalo que es pargo!

Política

Noviembre 05, 2018 15:50 hrs.
Política Nacional › México Guerrero
Jacko Badillo › codice21.com.mx

1,497 vistas

En tiempos en que nuestros hijos están expuestos a muchas tentaciones y estando comprobado que son los jóvenes la principal carne de cañón que utilizan los grupos delincuenciales en sus actividades ilícitas, la práctica deportiva es una de las principales opciones no solamente para su sano crecimiento y desarrollo, sino para mantenerlos ocupados y a la vez inculcarles que todo es posible cuando hay fuerza de voluntad.

Los mexicanos, los guerrerenses y sobre todo los acapulqueños hemos demostrado que aún en la adversidad sabemos sobreponernos y salir adelante, y les pongo en lo personal el mejor de los ejemplos.

En mi infancia, una lesión en uno de mis brazos me pudo haber condenado a ser un minusválido por el resto de mi vida. Sin embargo, gracias a una férrea fuerza de voluntad y el apoyo decidido de mis padres y demás familiares, así como al profesionalismo de mis entrenadores, pude no solamente superar la lesión, sino convertirme en un atleta altamente competitivo en la disciplina de la natación, ganando una gran cantidad de títulos a nivel local, nacional e incluso internacional, representando dignamente a nuestro país.

Como en mi caso, del cual me enorgullezco enormemente sin falsas modestias y trato de inculcar ese espíritu de lucha en mis cachorros -como amorosamente llamo a mis tres hijos-, hay muchos guerrerenses y acapulqueños que han logrado sobresalir en distintas disciplinas deportivas y deben ser un ejemplo a seguir para las nuevas generaciones.

Es necesario, sin embargo, que nuestras autoridades de los tres ámbitos de gobierno generen las condiciones para que ese semillero de talentos comience a germinar, con programas y espacios e instalaciones dignas y suficientes que permitan a niños y jóvenes, incluso a los adultos, adoptar la práctica deportiva como un hábito que indudablemente les conducirá por el camino del bien.

Cualquier deporte es bueno. En mi caso pude sobresalir en la natación, pero en Acapulco hay talento para el futbol, el basquetbol, el box, tiro con arco, atletismo, beisbol, softbol, volibol, karate, tae kwon do, clavados, ciclismo, patinaje, velerismo, canotaje, los deportes extremos incluso; en fin, toda una gama de posibilidades.

A los problemas de inseguridad y violencia no solamente se les combate con balas; sabemos que la situación ha llegado a niveles insospechados, es alarmante y se deben de tomar medidas drásticas en ese rubro para quienes ya han sido tocados y es muy difícil reencauzarlos a la legalidad. Pero nuestros niños y jóvenes que aún están limpios creo que es el mejor momento para enseñarles la ruta, y toca a los padres o familiares cercanos (no hay que olvidar que muchos de esos pequeños han quedado en la orfandad a causa de la violencia) asumir esa responsabilidad.

Mientras tanto… ¡Jálalo que es pargo!

Ver más