El alto honor de ser Presidente

¡Jálalo que es pargo!

Jacko Badillo

¡Jálalo que es pargo!

Política

Septiembre 07, 2018 14:13 hrs.
Política Nacional › México Guerrero
Jacko Badillo › codice21.com.mx

3,521 vistas

La figura de un presidente en México implica en muchos casos el más alto honor al que un ciudadano puede aspirar, que a la vez representa una gran responsabilidad y sobre todo un enorme compromiso.

Puede ser lo mismo de un organismo empresarial, de una asociación civil, de un partido político, de un Congreso, de un municipio, de la misma república, o ¿por qué no?, incluso de una colonia. El cargo cobra más relevancia cuando esa presidencia se obtiene a través de un ejercicio democrático.

A propósito de encontrarnos en vísperas de que nuevos presidentes entren en funciones, concretamente el de la República en la figura de Andrés Manuel López Obrador y los municipales de Guerrero, es menester destacar las expectativas que se tienen en torno a ellos.

Se ha dicho hasta el cansancio que el triunfo del llamado Peje se debe en buena medida al hartazgo ciudadano producto de malos gobiernos, cansados de tanta corrupción y abusos de quienes han detentado el poder. En ello estriba la gran responsabilidad que tiene el próximo gobierno federal para responder a la expectativa de esa aplastante mayoría que votó por un cambio.

En Acapulco, el próximo primero de octubre entra en funciones Adela Román Ocampo como nueva presidenta municipal, cargo que se ganó con los votos que los ciudadanos emitieron en favor de esa avalancha llamada Morena. Lo que se diga o se deje de decir en torno a ese triunfo sale ahora sobrando.

Ella entra en lugar de otro presidente que ya tiene los días contados, Evodio Velázquez Aguirre, cuya actuación en estos tres años ya el mismo pueblo está juzgando y si tiene alguna responsabilidad penal, civil o administrativa que enfrentar, tendrá que hacerlo en su momento.

Ser presidente, entonces, implica una gran responsabilidad y ello no deben perderlo de vista quienes asumirán próximas presidencias. Deben, ante todo, cuidar ese alto honor que les fue conferido y responder a las expectativas.

Mientras tanto... ¡Jálalo que es pargo!.

Ver más