Diálogo y respeto para convencer

¡Jálalo que es pargo!

Jacko Badillo

¡Jálalo que es pargo!

Política

Julio 28, 2020 11:38 hrs.
Política Nacional › México Guerrero
Jacko Badillo › codice21.com.mx

1,113 vistas

A través de los medios de comunicación nos enteramos que el Ayuntamiento de Benito Juárez (Cancún) modificó su reglamentación municipal para imponer multas e incluso arresto a los ciudadanos que incumplan con la disposición de las autoridades sanitarias de portar cubrebocas.

También que agentes de la policía municipal, en otro estado de la república, rociaron gas pimienta a un hombre y su hijo con Síndrome de Down que se conducían en una motocicleta, luego de una discusión porque los detuvieron ya que además de no portar cubrebocas, no llevaban el casco protector.

En ambas circunstancias, sobre todo en la del gas pimienta, podría parecer un exceso de la autoridad y en realidad lo es, pues nada justifica una acción así, y menos contra un menor en condición vulnerable; sin embargo habría que analizar las circunstancias en las que se registraron, el contexto, para tratar al menos de encontrar una explicación.

Lo que vemos ahí es el reflejo de que, por un lado, la población sigue haciendo caso omiso a las recomendaciones sanitarias, mientras que los casos de contagios y muertes por Covid-19 se mantienen en niveles alarmantes, y por el otro, que la autoridad no ha sido capaz de generar conciencia ciudadana y tiene que recurrir a la coacción, y en el peor de los casos a la represión.

Creo que es hora de que los guerrerenses y acapulqueños pongamos el ejemplo a nivel nacional de que somos gente civilizada, de que sí nos interesa nuestra salud, de que queremos salir de esta pandemia; quienes nos gobiernan deben de demostrar su capacidad de diálogo, pero sobre todo de convencimiento, y eso sólo se logra teniendo la confianza de los ciudadanos.

Eso es lo que hemos venido enarbolando como propuesta, diálogo, acuerdos, pero sobre todo mucho respeto, para tener la confianza ciudadana y que sin ninguna objeción, la gente entienda que las medidas que aplica el gobierno son para su bien. Es difícil, pero se puede lograr.

Mientras tanto... ¡Jálalo que es pargo!


Ver nota completa...