Joven de 19 años que aceptó haber cometido acoso y ’pornovenganza’ ganó una elección primaria demócrata en Kansas


Joven de 19 años que aceptó haber cometido acoso y ’pornovenganza’ ganó una elección primaria demócrata en Kansas

Política

Agosto 22, 2020 09:07 hrs.
Política Nacional › México Guerrero
Códice 21 › codice21.com.mx

3,658 vistas

En elecciones primarias recientes se han registrado resultados escandalosos por el perfil del candidato más votado. En el Partido Republicano, por ejemplo, personas que promueven las delirantes teorías conspirativas conocidas como QAnon lograron triunfos en procesos internos partidistas y competirán en noviembre por escaños en el Congreso.

Una de ellas, Marjorie Taylor Greene, compite en un distrito de Georgia mayoritariamente republicano, por lo que es muy probable que llegue a la Cámara de Representantes.

En el Partido Demócrata también se cuecen habas. De acuerdo al relato de The New York Times, el joven Aaron Coleman, de 19 años, ganó el pasado 4 de agosto la primaria demócrata por la candidatura a un escaño en la cámara estatal de Kansas tras derrotar por solo 14 votos al representante titular, Stan Frownfelter, que llevaba en el puesto siete periodos seguidos.


La victoria de Coleman, que trabaja de lavaplatos y estudia en un colegio universitario, fue sorpresiva por su juventud y por derrotar a un veterano rival, pero ha resultado escandalosa al revelarse conductas antisociales en las que habría participado durante su temprana adolescencia, apenas unos pocos años atrás.

El propio Coleman ha admitido que, hace algunos años, acosó a niñas vía internet y que en una ocasión le dijo a una chica de sexto grado que estaba gorda y que debía suicidarse. También aceptó que, en un caso de la práctica conocida como “pornovenganza”, le dijo a otra niña de 13 años que él iba a difundir una foto de ella desnuda a menos de que le enviara más imágenes de ese tipo. Al parecer, cuando la niña se negó, él cumplió su amenaza.

Por ello, narra el Times, lo que podría haber sido la historia de un joven estrella que desplaza a un veterano político se ha convertido en un bochorno para el Partido Demócrata, que teme que ello les haga perder terreno ante los republicanos en la disputa de otros puestos estatales.

Coleman se postuló, con un discurso progresista y de cambio, en un distrito en el que no tendrá rival republicano en noviembre y ante ello Frownfelter ha decidido competir de modo independiente en la elección general, para tratar una vez más de frenar a Coleman y para deslindar a su partido de los antecedentes del joven candidato.

Según líderes demócratas estatales, los votantes al parecer no estaban muy al tanto del historial de Coleman y por ello él logró su cerrada victoria. Ahora, los líderes del partido, incluida la gobernadora de Kansas, darán su apoyo a Frownfelter y le dará la espalda a Coleman, pese a que nominalmente sea el joven en abanderado demócrata.

Durante la campaña, Coleman ya había causado escándalo luego de comentarios en Facebook donde dijo, en líneas generales, que le causaría risa que candidatos republicanos que no usan mascarillas enfermaran e incluso fallecieran de covid-19.

Ahora, tras él haber aceptado sus prácticas hostiles de su adolescencia temprana, el aparato partidista se dispone a taparle el camino al legislativo de Kansas.

¿Bastará eso para impedir que Coleman gane la elección y se vuelva representante estatal? Dado el escaso margen de su victoria en la primaria, 823 votos contra 809, es posible que si Frownfelter y el aparato del partido ventilan a gran escala las citadas acciones del joven podrían lograr su derrota.

Coleman ha pedido disculpas por la manera en cómo se comportó con las niñas a las que acosó en el pasado y ha afirmado que su partido debe aceptar la decisión de los votantes en la elección primaria, pues considera que es él y no Frownfelter quien goza del respaldo ciudadano. “Cuando le prestas tan poca atención a tu distrito y pierdes con una persona de 19 años sin conexiones políticas, probablemente eso significa que debes retirarse”, dijo Coleman en relación a su rival, de acuerdo al Times.

Pero otros consideran que los votantes deben ser informados al respecto, para que tomen su decisión en noviembre, pues antes el Partido Demócrata no prestó mucha atención a esa elección primaria por pensar que Frownfelter la tenía ganada.

Lo cierto es que, al margen de sus conductas pasadas, Coleman habría hecho campaña con intensidad, visitando muchos hogares para expresar sus planteamientos y eso le dio resultados. Ahora, Frownfelter cree que al revelar el “oscuro pasado” de Coleman los votantes cambiarán de opinión en noviembre y lo retendrán en su escaño.

En paralelo, de acuerdo a la agencia AP, Coleman comentó que fue diagnosticado con desorden de estrés postraumático cuando tenía 15 años, que pasó la mayor parte de sus años de educación primaria “en un closet” en vez de recibir ayuda y que desde entonces ha “crecido mucho”.

Su caso ha causado estupor y tocará a los votantes dar su veredicto en lo que será una elección local pequeña pero con singular dramatismo en la órbita de la mayúscula votación presidencial del 3 de noviembre.

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor