La extraña y dudosa historia de un disco duro de Hunter Biden usada para fustigar a su padre, el candidato presidencial demócrata


La extraña y dudosa historia de un disco duro de Hunter Biden usada para fustigar a su padre, el candidato presidencial demócrata

Gobierno

Octubre 17, 2020 19:30 hrs.
Gobierno Nacional › México Guerrero
› codice21.com.mx

1,522 vistas

En la recta final de la campaña por la presidencia de Estados Unidos los ataques y las polarizaciones políticas arrecian y una notoria expresión de ello son las revelaciones sobre emails supuestamente pertenecientes a Hunter Biden, hijo del exvicepresidente y candidato presidencial demócrata Joe Biden.

Hunter Biden ha sido blanco del entorno del presidente Donald Trump por largo tiempo. La pretensión y presión del presidente estadounidense para que Ucrania abriera (o al menos anunciara) una investigación sobre las actividades de Hunter Biden con la empresa energética ucraniana Burisma, una movida política claramente enfocada a golpear a Joe Biden, fue la base que desató el proceso de impeachment contra Trump, al señalarse que él usó el poder de la presidencia y puso en riesgo la seguridad nacional de Estados Unidos en aras de dañar a un rival político.

Trump no fue destituido y luego la pandemia de covid-19, el mal manejo de la crisis por parte del presidente y el auge de la candidatura de Biden han colocado al presidente en una situación difícil para lograr su reelección: va detrás de las encuestas tanto a escala nacional como en estados decisivos y él persiste en ejercer el discurso que gusta y atrae a la derecha radical pero que no le dará los votos suficientes de otros sectores que necesita para reelegirse.

Es en ese sentido que, desde algunos círculos de la derecha, la historia de los supuestos emails de Hunter Biden es vista como una ’sorpresa de octubre’, como se conoce a revelaciones de última hora en la campaña presidencial que pueden inclinar la balanza.

Que se trate en efecto de ello está en duda, pues han surgido fuertes cuestionamientos sobre la historia de esos supuestos emails de Hunter Biden y, en todo caso, hasta ahora ello no parece haber tenido un impacto mayor en la preferencia electoral.

El periódico New York Post fue el primero en publicar al respecto, al afirmar el pasado 14 de octubre, como se narra en Snopes, que Rudy Giuliani, exalcalde neoyorquino y abogado personal de Trump, le entregó una copia del contenido de un disco duro que, según Giuliani, pertenecía a una computadora portátil propiedad de Hunter Biden.

La veracidad del contenido de esos emails y de que se trate de mensajes provenientes del disco duro de una computadora de Hunter Biden ha sido cuestionada, como también lo ha sido el hecho de que los emails que han sido señalados por el Post como prueba de que el hijo de Joe Biden usó su influencia para que su padre, entonces vicepresidente, se encontrara con altos ejecutivos de Burisma, en realidad no revelarían eso.

La campaña de Biden ha dicho que nunca se realizaron las supuestas reuniones entre el entonces vicepresidente y ejecutivos de Burisma que esos emails sugieren y ha señalado que el Post nunca entabló contactos con ellos para discutir asuntos críticos incluidos en el reportaje.

Y se ha criticado que las alegaciones publicadas en el Post se hayan hecho a pocas semanas de las elecciones presidenciales, con un sustento dudoso y, se afirma, con la intención de desinformar para tratar de incidir en el resultado electoral.

El hecho de que hayan sido Giuliani y, al parecer, también Steve Bannon, exasesor de Trump acusado de fraude y una figura de la ultraderecha, los conductos por los que habría llegado la historia al Post ha generado también dudas sobre su veracidad.

La versión de cómo llegó el contenido del supuesto disco duro de la laptop de Hunter Biden a manos de Giuliani es un ejemplo de esas suspicacias.

Todo ello ha desatado cuestionamientos sobre si realmente esos emails y ese disco duro son de Hunter Biden o si podrían ser una fabricación.

Por ejemplo, el Post narró que en abril de 2019 un hombre que dijo ser Hunter Biden llevó una laptop a un taller de reparación de computadoras en Delaware. La computadora había sido dañada por agua.

Varios reporteros lograron identificar ese taller y entrevistaron a su dueño John Paul Mac Isaac. De acuerdo a The Daily Beast , Mac Isaac dijo que un hombre que dijo ser Hunter Biden llevó una laptop a su taller, pero que él no vio al hijo del presidente hacerlo a causa de una condición médica que padece.

Y, según Mac Isaac, que al parecer es simpatizante de Trump, fueron tres las computadoras que le fueron dejadas en su taller. Bastante nervioso durante la entrevista, Isaac dijo que contactó al FBI, pero también que fueron agentes de esa entidad los que lo contactaron. Al final, el FBI decomisó la laptop en cuestión en diciembre de 2019.

Y, afirmó Mac Isaac, la persona que llevó ese equipo a su taller nunca volvió a recuperarlo, por lo que él lo consideró como abandonado.

Mac Isaac también dijo que el contenido del disco duro le perturbó y aludió a la teoría conspirativa, ampliamente desacreditada, de que Seth Rich, un empleado del Comité Nacional Demócrata que murió aparentemente en un caso de robo, habría sido en realidad asesinado por aliados de Hillary Clinton luego de que Rich filtró emails de ese órgano del Partido Demócrata.

Todo ello se ha revelado falso: la propia familia de Rich ha denunciado y repudiado que la memoria del fallecido sea usada para propagar distorsiones y mentiras políticamente cargadas y las autoridades federales han indicado que fueron hackers al servicio de Rusia los que se apoderaron de esos emails.

Pero Mac Isaac dijo que ha temido por su vida y por ello decidió hacer una copia del contenido de ese disco duro y, en algún momento, contactó a Giuliani, aunque no quiso dar detalles al respecto.

Según el Post, Mac Isaac entregó la copia de ese disco duro a Robert Costello, abogado de Giuliani. Costello dijo a Snopes que obtuvo tal información en septiembre de 2020 y que Giuliani la entregó al Post porque ’era la intención de la fuente [Mac Isaac, presumiblemente] que el disco duro llegase a Rudy Giuliani para que él pudiera hacer algo…, ponerlo a la luz pública’ y porque Mac Isaac estaría frustrado porque el FBBI no había hecho nada al respecto.

Todo ello ha generado muchas dudas y críticas y tanto Facebook como Twitter bloquearon la difusión del reportaje del Post en sus sistemas, por considerar que violaba sus normas sobre divulgación de material obtenido vía hackeo y para frenar posible desinformación. El Post ha calificado esos actos de censura.

El propio Donald Trump, con todo, ha dado credibilidad a ese reportaje pero numerosos medios y analistas han cuestionado la veracidad de la historia sobre los emails y el disco duro supuestamente propiedad de Hunter Biden y la conexión de ello con un presunto tráfico de influencias para dar a Burisma acceso al entonces vicepresidente

La noción de que se trata de un intento de desinformación para afectar la candidatura de Biden crece en amplios sectores de la opinión pública mientras que, en el lado republicano y medios afines a Trump, el reportaje del Post ha recibido considerable atención.

Algunos, por ejemplo, critican que Twitter y Facebook hayan bloqueado ese contenido pero en cambio dejen libre la difusión de mensajes de medios estatales de China e Irán y legisladores republicanos cuestionan si el FBI tenía ya en su poder datos sobre esos supuestos emails de Hunter Biden durante el proceso de impeachment de Trump.

Todo ello señal de la aguda polarización política vigente, algo que se acelerará aún más en los próximos días conforme se aproxime el día clave del 3 de noviembre, cuando se celebra en Estados Unidos la elección presidencial.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor