La toma de Puebla el 2 de abril de 1867


Contra el Segundo Imperio de Maximiliano de Habsburgo

| | Desde Divergencias Informativa
Cultura
Abril 01, 2024 17:56 hrs.
Cultura ›
Roberto A. Huerta Paniagua › Divergencias Informativa

2,521 vistas

Seminario de Cultura Mexicana
Corresponsalía Texcoco, Estado de México

A finales de la guerra contra el Segundo Imperio de Maximiliano de Habsburgo, el 2 de abril de 1867, el Ejército del Oriente, dirigido por el General Porfirio Díaz Mori, tomó la ciudad de Puebla, una de las últimas plazas que aún estaban bajo el control del Imperio.

ANTECEDENTES

El grueso del ejército francés ya había abandonado nuestro país, el Emperador Maximiliano contaba entonces sólo con algunas fuerzas austriacas, húngaras y belgas; así como con algunos efectivos de la Legión Extranjera (de mando francés) de varias nacionalidades y, por supuesto, con las fuerzas del Ejército Conservador integrado por mexicanos que comulgaban con el Imperio.

Conforme las fuerzas francesas se retiraban del territorio mexicano, el Ejército Republicano lograba importantes victorias y recuperaba plazas estratégicas, por lo que el Emperador Maximiliano decidió concentrar sus fuerzas en la ciudad de Querétaro, en donde estaban las tropas de los principales generales conservadores: Miguel Miramón, Leonardo Márquez (el carnicero de Tacubaya) y Tomás Mejía. Además, Maximiliano decidió tomar directamente el mando del ejército que tenía.

Por su parte, el Ejército Republicano, al mando de los generales Mariano Escobedo y Ramón Corral, iniciaban en marzo de 1867 el sitio de Querétaro.

Ante la imposibilidad de resistir el sitio, Maximiliano, le ordenó al General Leonardo Márquez que fuera a la Ciudad de México a conseguir refuerzos humanos y materiales. Márquez logró romper el sitio, llegó a la Ciudad de México y logró conformar un ejército; pero allí se enteró de que el General Porfirio Díaz amenazaba con tomar la ciudad de Puebla; entonces, se dirigió a apoyar a esa plaza, en lugar de retornar a Querétaro.

LA BATALLA DEL 2 DE ABRIL

Desde el día 9 de marzo de 1867, el General Porfirio Díaz había iniciado el sitio de la ciudad de Puebla, defendida por el General conservador Manuel María Noriega. A los pocos días, se entera de que el General Leonardo Márquez había roto el sitio de Querétaro y se dirigía Puebla a combatirlo.

Frente a la ciudad de Puebla y ante el avance de las tropas de Márquez, el General Porfirio Díaz convocó el 1° de abril a una reunión urgente de su Estado Mayor, ya que sus fuerzas enfrentaban un serio problema táctico y estratégico debido a que la ciudad estaba bien fortificada y defendida y además esperaban refuerzos de Leonardo Márquez que avanzaba sobre ellos. Así que, Díaz planteó que se contaba con dos opciones: retirarse, salir al encuentro de las tropas comandadas por Márquez, abandonar Puebla y marchar sobre Querétaro; o, asaltar Puebla. En la reunión de este día, el General Díaz y su Estado Mayor se decidieron por tomar la ciudad de Puebla de inmediato.

De acuerdo con unas fuentes de información, la batalla inició a las dos de la madrugada del día dos de abril de 1867, otras, asientan que dio inicio a las 2:45 de ese mismo día. A esa hora, los 18 cañones con que contaba el Ejército Republicano abrieron fuego contra Puebla. Los generales Ignacio Figueroa y Eutimio Pinzón Martínez, atacaron el Convento del Carmen, el cual era el lugar más sólido del sitio porque allí se encontraba la mayor parte de los efectivos del Ejército Imperial. Mientras tanto, sigilosamente, el resto de los soldados republicanos permanecían listos en sus puestos hasta la orden de asalto generalizado del General Porfirio Díaz a las tres y media de la madrugada.

A esta hora inició el asalto generalizado de las 14 columnas del Ejército Republicano, logrando éste, penetrar en la plaza. Infantería y caballería iniciaron el asalto. La batalla fue muy sangrienta, pero al amanecer el Ejercito Imperial se rendía y la ciudad de Puebla caía en manos de las fuerzas republicanas.

El combate le costó al Ejercito Imperial la muerte de un jefe, 6 oficiales y 246 soldados, la captura de todo su armamento; así como dos mil prisioneros. Después de esta batalla, todos los oficiales conservadores fueron fusilados. El Ejercito Republicano también sufrió numerosas bajas, el General Carlos Pacheco Villalobos perdió una pierna y un brazo y el General Manuel del Refugio González Flores perdió el brazo derecho.

Cabe destacar el papel que jugó en esta batalla la caballería republicana, ya que, a la carga, a todo galope, se lanzó sobre el enemigo bien atrincherado y pertrechado, no obstante, cruzaron las líneas de defensa enemigas y llegaron hasta el centro de la ciudad, hasta las puertas de la Catedral de Puebla. Al medio día, la plaza estaba completamente ocupada; y Díaz, comunicó el feliz resultado al ministro de Guerra. Este triunfo le abrió el camino a la Ciudad de México y representó la victoria del Ejército Republicano sobre los imperialistas.

Antes de seguir, es también de destacar el siguiente párrafo de las Memorias del General Porfirio Díaz, por hacer alusión a la caballería y a un personaje que se afirma fue texcocano: ’Estando en el sitio de Puebla, y pocos días antes del asalto, se me incorporó en General Don Diego Álvarez con cosa de seiscientos hombres de Fuerzas del Sur y el Coronel Mucio Maldonado con 400 caballos de Texcoco’.

LA HUIDA DE MÁRQUEZ

El 4 de abril, estando el General Leonardo Márquez en la Hacienda de San Lorenzo, se entera que la ciudad de Puebla ha caído en manos de los republicanos y que el General Porfirio Díaz con su ejército se acerca para enfrentarlo. Márquez entonces huye hacia la Ciudad de México, pero por Calpulalpan y Texcoco.

Márquez avanza un poco y al día siguiente llega a la Hacienda de San Diego Notario. Allí se enfrenta con una avanzada del Ejército Republicano. El día 6 ocurren los primeros enfrentamientos formales y por la noche Márquez huye.

Márquez continúa huyendo y el día 8 de abril, después de varios enfrentamientos en los que parte del Ejército Republicano sufrió derrotas y numerosas bajas, así como también la caballería imperial, el General Díaz le da alcance en la Hacienda de San Lorenzo. Al día siguiente hubo otro enfrentamiento contra un destacamento húngaro que fue aniquilado, pero que causó desordenes en las fuerzas republicanas, lo que aprovechó Márquez pata continuar huyendo. El General Díaz entonces ordenó destruir el puente de San Cristóbal para evitar la fuga del enemigo.

Sin embargo, no fue destruido, pero sí gravemente dañado. Así que, al día siguiente, 10 de abril, Márquez ordenó repararlo, pero imprudentemente hicieron pasar un carro de instrumentos de zapa y quedó atascado. Entonces, se dio la orden de arrojar la artillería a la barranca para que no fuera capturada por el Ejército Republicano.

La persecución continuó por ese día y en la Hacienda La Blanca, en San Joaquín Capango (en la jurisdicción de Texcoco), Márquez se hizo fuerte. La batalla se extendió a los terrenos del Rancho El Batán y los de la comunidad de La Resurrección. El General Día en sus Memorias al respecto anotó lo siguiente:

’Seguimos la persecución todo ese día hasta Texcoco con muchos episodios muy poco sangrientos para nosotros, pero fatales casi todos para el enemigo. En la Hacienda Blanca hizo éste un supremo esfuerzo de resistencia que nos causó algunas pérdidas, entre ellas la del Coronel Don Mucio Maldonado, que fue muerto al tomar al enemigo las últimas dos piezas de montaña que le quedaban’.

Márquez decide entonces abandonar a su ejército y huye hacia la Ciudad de México cruzando apresuradamente la ciudad de Texcoco. Lo persigue en esta fuga el General Leyva, más no le da alcance.

El 12 de abril de 1867, mientras el General Porfirio Díaz acampaba en Texcoco esperando y reorganizando a sus tropas, Márquez derrotado entraba a la Ciudad de México. Don Vicente Riva Palacio en su obra México a Través de los Siglo, anotaba al respecto:

’…, y el 12 a medio día entró a México con un efectivo de mil y tantos hombres sin artillería ni municiones. El resultado de la expedición no podía haber sido más desastroso; el imperio había perdido su última carta, y no era posible la más ligera ilusión de que prolongase su existencia…’.

Finalmente, el 21 de junio de 1867, el General Porfirio Díaz Mori tomó la Ciudad de México sin disparar un sólo tiro. Y así lo recordó en sus Memorias:

’Se realizó sin derramamiento de sangre la ocupación de la plaza, quedando prisioneros todos los jefes y oficiales que la defendían. Conservé el mando de la plaza desde el 21 de junio hasta el 15 de julio, en que hizo su entrada el Presidente Juárez. Licencié algunas fuerzas, despedí otras y quedé con un ejército de veinte mil hombres con el cual recibí al Presidente de la República’.

¿Y Márquez?... Después de estar escondido por varios meses en una cripta del panteón de Santa Paula (hoy desaparecido), disfrazado de arriero huyó hacia el puerto de Veracruz y de allí a La Habana, Cuba. Este personaje fue expresamente excluido de la amnistía nacional de 1870 con orden de ser capturado vivo o muerto.

LAS CELEBRACIONES

La toma de la ciudad de Puebla por el General Porfirio Díaz fue tan osada, ingeniosa y llena de heroísmo, que Díaz pronto se ganó el apelativo del ’Héroe del 2 de abril’. Y esta fecha se convirtió en fiesta cívica nacional. Más con el tiempo, el hecho le brindó la posibilidad de un protagonismo indiscutido al general Díaz. De tal manera que el régimen encabezado por él recurría a la legitimidad que representaba ese episodio, sobre todo durante los periodos electorales, convirtiéndolo en uno de los argumentos nodales sobre los que se sustentaban sus reelecciones.

Cuando el General Porfirio Díaz Mori dejó de aparecer en el escenario político de nuestro país, esta celebración, por estar estrechamente vinculada con el personaje, prácticamente desapareció de todos los calendarios cívico nacionales. Y más, porque la historia oficial de México lo convirtió en uno de los ’más malos de esta película’ …la película mexicana.

Y así es, actualmente, no hay homenajes escolares, no hay celebración en plaza pública alguna; y nadie menciona el hecho (más que de manera anecdótica por muy pocos). Tampoco hay, en la mayoría de las ciudades mexicanas, calle alguna que recuerde este heroico hecho. Solamente he visto que en el puerto de Veracruz sí hay una calle con el nombre de ’2 de Abril’. ¿Y aquí en Texcoco?... A pesar de que 400 lanceros texcocanos participaron en la toma de la entonces importante ciudad de Puebla, proclive al Imperio, tampoco hay calle alguna que recuerde esta fecha.

Así las cosas.

FUENTES DE INFORMACIÓN

Archivo General d la Nación. 2017. AGN Recuerda El 2 de abril, la toma de Puebla. Archivo General d la Nación. Gobierno de México. Disponible en: https://www.gob.mx/agn/articulos/agnrecuerda-el-2-de-abril-la-toma-de-puebla (Consultado el 27 de marzo de 2024).
Belenki, A.B. 1989. La Intervención Extranjera en México. Ediciones de Cultura Popular, S.A. México, D.F. 208 p.
Herrera P., M. 2018. Historia de México en mapas conceptuales. Editado por Mario Herrera Pineda. Lomas de Cristo, Texcoco, Estado de México. 320 p.
Huerta P., R.A. 2015. Texcoco, la batalla decisiva. Consejo de la Crónica Municipal de Texcoco. Comité Pro Restauración del Patrimonio Histórico de Texcoco. San Joaquín Coapango, Texcoco, Estado de México. 54 p.
Secretaría de la Defensa Nacional. 2019. 2 de abril de 1867, toma de la ciudad de Puebla. Secretaría de la Defensa Nacional. Gobierno de México. Disponible en: https://www.gob.mx/sedena/documentos/2-de-abril-de-1867-toma-de-la-ciudad-de-puebla?state=published#:~:text=Toma%20de%20la%20Ciudad%20de%20Puebla.,-Entre%201862%20y (Consultado el 27 de marzo de 2024).
Wikipedia. Leonardo Márquez. 2024. Wikipedia. La enciclopedia libre. Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Leonardo_M%C3%A1rquez (Consultado el 1° de abril de 2024).
Wikipedia. 2024. Toma de Puebla (1867). Wikipedia. La enciclopedia libre. Disponible en: https://es.wikipedia.org/wiki/Toma_de_Puebla_(1867) (Consultado el 27 de marzo de 2024).

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor

La toma de Puebla el 2 de abril de 1867

Éste sitio web usa cookies con fines publicitarios, si permanece aquí acepta su uso. Puede leer más sobre el uso de cookies en nuestra política de uso de cookies.