Llama Maradona ’maestro’, en su adiós a El Trinche


El ex futbolistaTomás Felipe Carlovich falleció ayer a los 74 años, tras ser golpeado para robarle su bicicleta

| Jesús Yáñez Orozco | Desde diarioalmomento.com

Deportes

Mayo 11, 2020 11:17 hrs.
Deportes Estados › México Ciudad de México
Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

1,242 vistas

+Resultó con graves heridas de las que no se pudo reponer

+Pelé solicitó que jugara con él en Cosmos de Nueva York, en la década de 1970

+Declinó el crack rosarino

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO/agencias).- Llamándolo ’maestro’, Maradona dijo adiós a Tomás Felipe Carlovich, emblemático ex jugador del club Central Córdoba, de la ciudad de Rosario, uno de los más habilidosos futbolistas argentinos de la historia. Hay quienes aseguran fue el mejor. Murió ayer a los 74 años a causa de las graves heridas que sufrió durante un asalto.

’Con tu humildad nos bailaste a todos, Trinche», escribió, contrito, el ex astro argentino Diego Armando Maradona en sus redes sociales, acompañado de las imágenes de un reciente encuentro que habían mantenido en Rosario.

«No lo puedo creer –lamentó–, te conocí hace poquito, y ya te fuiste’

Agregó:

’Mi más sentido pésame a tu familia, y ojalá que se haga justicia. Que en paz descanses, maestro.»

Carlovich contó en una ocasión, febrero pasado, que recibió una camiseta autografiada del astro Maradona, cuando el ex capitán de la selección argentina fue a Rosario para dirigir a Gimnasia y Esgrima de La Plata –del cual es técnico– contra Rosario Central, con una inscripción que decía:

’Trinche, vos fuiste mejor que yo’.

Carlovich falleció este viernes en el Hospital de Emergencias Clemente Álvarez, ubicado en Rosario, donde permanecía internado luego de ser asaltado el pasado miércoles por dos delincuentes mientras transitaba en bicicleta.

Había salido a las calles en su velocípedo en Echesortu, zona comercial y residencial de la ciudad. Fue en la esquina de las calles Paraná y Eva Perón donde ocurrió. Le robaron la bicicleta, forcejeó y se golpeó. Tenía cuatro hijos. Pagó el peaje de una ciudad desquiciada por el narcotráfico y en la que todos los días muere una persona asesinada.

Carlovich no pudo superar una cirugía a la que fue sometido por las fuertes lesiones craneales sufridas en la agresión, dijeron sus familiares a los medios de comunicación.

En un inolvidable video difundido en redes sociales, años atrás, de casi 25 minutos, de una entrevista, el reportero pregunta:

–¿Qué daría por volver a tener 20 años?

Responde El Trinche, con la agilidad mental con que dominaba la pelota:

–No me diga eso que me pongo mal. Porque me vuelvo loooocoooo, ¿viste?

Respira profundo sentado en una silla, penacho de hilos de plata adornan su cabeza.

Suelta un deseo irrealizable en su ancianidad, la cadera operada:

’Me quisiera disfrazar ahorita de jugador para entrar a una cancha. Me vuelvo loooocoooo

–¿Volver a escuchar a la gente…?

Deja inconclusa su pregunta el reportero, al ver la reacción del excrack.

El Trinche se lleva ambas manos a la cabeza, nervioso, mesándose su abundante cabellera plateada. Se arrellana en su asiento.

Suelta un suspiro, acompañando de sus palabras lastimeras:

–Qué va a ser.

–Esta noche juega Trinche, arenga el entrevistador, al ex futbolista, enfundado en una sencilla camisa de algodón banca a cuadros negros pequeños.

Se muerde los labios como única respuesta. Ojos enrojecidos. Diminutos mares. Anegados de llanto. Como si en un par de segundos se le revelara su inenarrable romance con la pelota.

Se lleva dedos índice y gordo de su mano derecha para exprimir sus lágrimas incontenibles.

Y hace un además con ambas manos para indicar que se termia la charla.

El excrack nació el 20 de abril de 1949. Fue un futbolista que siempre le gambeteó a la fama, el dinero y prefirió jugar en clubes modestos de categorías de ascenso. Recibió grandes elogios de Maradona, César Luis Menotti, José Perckerman, Marcelo Bielsa.

Incluso relató que Pelé lo pidió para que jugara en el Cosmos de Nueva York, en los años 70, aunque no sucedió.

Formado en Rosario Central, El Trinche se sumó al Central Córdoba en 1972, donde jugó en distintas etapas en las décadas de 1970 y 1980, convirtiéndose en un ídolo.

También vistió las camisetas de Colón de Santa Fe, Independiente Rivadavia y Deportivo Maipú.

Carlovich se convirtió en un ídolo del futbol cuando, en preparación para el Mundial de Alemania 1974, el seleccionado argentino sostuvo un partido amistoso con un combinado de jugadores de clubes de Rosario. El resultado fue 3-1 favorable al equipo rosarino, con una sobresaliente actuación del Trinche pese a no meter goles.

Sus ex compañeros se han lamentado de que su conducta poco competitiva impidió alcanzar el brillo que merecía su inconmensurable talento.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor