Los hidalguenses que perdieron en las elecciones de 2021 y lapidaron sus aspiraciones - Las aspiraciones políticas de algunos hidalguenses para la sucesión gubernamental podrían verse truncadas gracias a los resultados obtenidos en las urnas en 2021 - Pachuca - codice21.com.mx

Los hidalguenses que perdieron en las elecciones de 2021 y lapidaron sus aspiraciones


Las aspiraciones políticas de algunos hidalguenses para la sucesión gubernamental podrían verse truncadas gracias a los resultados obtenidos en las urnas en 2021

| Emmanuel Ameth | Desde Emmanuel Ameth Noticias
Los hidalguenses que perdieron en las elecciones de 2021 y lapidaron sus aspiraciones

Política

Junio 28, 2021 03:41 hrs.
Política Estados › México Hidalgo
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

5,929 vistas

Compartían muchas características, entre ellas, sueños y aspiraciones políticas… las urnas durante el proceso electoral de 2021 sin embargo, les demostraron que si quieren aspirar a un nuevo cargo en la política estatal, aún les falta mucho por componer en sus respectivos grupos si es que quieren lograr su cometido.

Y es que pese a que todos ellos cuentan con un cargo actualmente, ambicionan tener otra responsabilidad, para lo cual requerirán del voto ciudadano que no les favoreció durante los presentes comicios.


La dirigente partidista que perdió cuanto compitió

Carolina Viggiano Austria, secretaria general del PRI que será diputada federal por la vía plurinominal la próxima legislatura, es el ejemplo más representativo de un fracaso en las urnas.

Bajo su conducción y la de Alito Moreno, el PRI no ganó una sola de las 15 gubernaturas competidas, ni siquiera en fórmulas de coalición; es más, de las 8 entidades que se jugaron este proceso 2021, las perdieron todas, incluido el gobierno de Campeche de donde emanó el presidente del partido, quien incluso designando a Rubén Moreira -esposo de Viggiano- como coordinador, quedó relegado el sobrino de Moreno al tercer puesto de la contienda.

Con esas credenciales, Carolina aspira a tener la nominación priista para contender por la gubernatura de Hidalgo en el proceso electoral que inicia a finales de año, la cual competirá con Israel Félix.

El senador que comenzó primero y acabó 4to

Julio Menchaca Salazar, senador por mayoría de Morena, también pasó del júbilo al llanto al ver desmoronarse sus aspiraciones gracias al actuar que tuvo en Nuevo León como delegado del Comité Ejecutivo Nacional.

Menchaca recibió el favor de Mario Delgado para ser operador electoral de la candidata Clara Luz Flores, misma que al iniciar el proceso, partía como primer lugar según las casas encuestadoras. La designación tenía por objeto allanar su camino y acallar las críticas de quienes al interior de Morena señalaron que en 2018 ganó su escaño gracias al efecto AMLO.

Un pésimo control de daños por el escándalo de la candidata en la secta NXIVM así como un distanciamiento de la misma provocó que tras las elecciones, terminara enterrada en cuarto lugar, por debajo de movimiento Ciudadano, del PRI-PRD y del mismo PAN, siendo la peor posición obtenida por Morena en las gubernaturas de todo el país y la única perdida donde se había partido en primer lugar.

Pese al fracaso, el senador ha reaparecido en redes porque quiere ser tomado en cuenta como candidato a la gubernatura de Hidalgo por el partido guinda. Competirá con Abraham Mendoza y con Francisco Xavier por la postulación además de Tonatiuh Herrera.

La estructura que no alcanzó para ganar un solo distrito

Israel Félix Soto, alcalde de Mineral de la Reforma, tuvo la responsabilidad de concretar el “corredor priista” en Pachuca y Mineral de la Reforma para así oxigenar sus aspiraciones.

El considerado favorito del gobernador Omar Fayad no pudo aportar para conseguir la victoria en Mineral de la Reforma en lo local o en lo federal, pese a que había la estructura de otras alcaldías que perseguían el mismo propósito, amén de los partidos rémora (PAN y PRD) que operan para la misma causa.

La derrota también puso en entredicho si existían las credenciales suficientes para abanderar el proyecto del PRI a la sucesión gubernamental, para el cual competirá con Viggiano y donde no le pudo sacar ventaja en los comicios pese al triste papel desenvuelto por la tepehuacana.

Dejó al bastión del PRI en la cuerda floja

Jorge Rojo García de Alba fue delegado especial del PRI con funciones de presidente en el Estado de México; actualmente es diputado suplente en Hidalgo.

La misión del oriundo de Huichapan era la de mantener el bastión priista más importante del país de cara a la sucesión gubernamental que habrá de darse en 2023; aunque tuvo agridulces y es al que mejor le fue de los aquí mencionados, también fracasó.

Si bien es cierto el PRI duplicó las alcaldías gobernadas y Morena se llevó la mitad de las que tenía, en cuanto a votos, el partido guinda es la primera fuerza electoral, aunque ya con las alianzas de ambos, los números se nivelan.

Si bien ninguno de los Rojo es un contendiente serio para aspirar a la candidatura por la sucesión gubernamental en por los menos los últimos 20 años, una combinación de acciones y resultados podría darle mayor relevancia política, aunque no con las credenciales que obtuvo en el Estado de México.

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor