México paga 1.2 mil millones diarios, de puro interés, en deuda dejada por el PRIAN


La deuda que recibió AMLO y de la cual incrementó 3.6% -en términos reales, cero- cobra más de mil millones de pesos diarios sólo en intereses

| Redacción | Desde Emmanuel Ameth Noticias
México paga 1.2 mil millones diarios, de puro interés, en deuda dejada por el PRIAN

Economía

Enero 06, 2021 01:23 hrs.
Economía Nacional › México Ciudad de México
Redacción › Emmanuel Ameth Noticias

7,454 vistas

La deuda recibida por las administraciones anteriores, principalmente en las del expresidente Felipe Calderón (PAN) y Enrique Peña Nieto (PRI), cobran de manera diaria, solamente de interés y costo financiero, más de 1.2 mil millones de pesos, donde la menor parte de los abonos van a capital, pues fueron contratadas para regalar billones de pesos a la banca con el pasar de las décadas.

Lo anterior de acuerdo con el Presupuesto de Egresos 2021, mismo que revela que para 2021 serán destinados 723 mil 898.5 millones de pesos para el pago de la deuda pública, de empresas estatales, y del Fobaproa.


De dicho monto sin embargo, al menos 448 mil 347 millones de pesos serán solamente para pagar intereses y costos de financiamiento, como se dio en 2020 por el aumento del precio del dólar durante gran parte del año.

Así, solamente de intereses y otros costos por el total de deuda, diariamente se generan 1 mil 228 millones de pesos.

Desde que Andrés Manuel López Obrador (AMLO) llegó a la presidencia del país, en términos reales, la deuda no se ha incrementado, es decir, que se ha engrosado no más allá del crecimiento de la inflación, si bien nominalmente ha sido de 3% de manera anual.

En números redondos, la deuda pública recibida por Calderón fue de 3 billones y la elevó a 6 billones, mientras que Peña Nieto hizo lo propio al llevarla a 11 billones de pesos, es decir, que prácticamente duplicaron la recibida sin que ello necesariamente se haya reflejado en un bienestar para la población en general.

Carlos Fernández Vega de La Jornada, bien lo expresó al señalar que “Año tras año la tétrica información se repite: el pago de intereses de la voluminosa deuda pública –externa e interna– carcome las arcas públicas y cada día que transcurre crecen las erogaciones por tal concepto. De hecho, anualmente el gasto destinado a tal fin resulta ser el más voluminoso del Presupuesto de Egresos de la Federación, con todo y que en sus dos primeros años el gobierno de la 4-T no ha recurrido a mayor endeudamiento”.

Por su parte la también columnista de La Jornada Dora Villanueva refirió que “pagar los intereses, comisiones y amortizaciones que integran el costo financiero de la deuda y otros financiamientos públicos en México ha resultado más gravoso a lo largo del año que el gasto hecho en inversión física, bajo la cual se encuentra todo lo ejercido en infraestructura pública, exhiben los datos de la Secretaría de Hacienda y Crédito Público. Entre enero y octubre pasados, Hacienda reportó que al sumar los pagos derivados de la deuda pública, el rescate bancario y el financiamiento para empresas productivas, banca de desarrollo y diversos fondos y fideicomisos se habían erogado 611 mil 388 millones de pesos, 70 mil 663 millones más que lo destinado a obra pública”.

“Sólo entre los abonos de interés y comisiones para una deuda pública que este año se disparó con el encarecimiento del dólar frente al peso, se habían pagado entre enero y octubre 330 mil 293 millones de pesos por este concepto y otros 43 mil 330 millones de pesos se abonaron al rescate bancario que hace más de dos décadas consume parte del dinero público, y ahora lo hace en el marco de la emergencia por el Covid-19. El resto de los recursos que se van en costo financiero derivan de las operaciones de la banca de desarrollo, fondos y fideicomisos públicos para actividades agropecuarias, pesqueras y mineras, el Fondo Mexicano del Petróleo y la Comisión Federal de Electricidad”.

Fernández Vega continuó señando que, sin incrementar la deuda pública, el gobierno de la 4-T debe pagar cada vez más por la espeluznante herencia de los gobiernos neoliberales en materia de deuda pública. Para dar un ejemplo, sólo en los sexenios de Vicente Fox, Felipe Calderón y Enrique Peña Nieto la deuda pública –interna y externa– se multiplicó por cinco sin que ello se reflejara en una mejoría económica ni social. Por el contrario, de 1990 a 2018 los mexicanos pagaron alrededor de 6.6 billones de pesos sólo por concepto de intereses, donde la mayor parte se dio en los gobiernos del Borolas y el copetón.

“De hecho, como lo documenta el Instituto para el Desarrollo Industrial y el Crecimiento Económico, sólo en los sexenios de Calderón y Peña Nieto la deuda externa se incrementó 281 mil millones de dólares (173 mil y 108 mil millones de billetes verdes en cada caso), monto que supera la suma acumulada del endeudamiento registrado en los seis sexenios previos (de Luis Echeverría a Vicente Fox).

La información de La Jornada detalla que los recursos destinados al pago de intereses (98 por ciento del total erogado), comisiones y amortizaciones resultan mayores a los canalizados a inversión física, “bajo la cual se encuentra todo lo ejercido en infraestructura pública”. Pero no sólo eso, pues equivalen a casi el doble de los canalizados a la SEP para 2020 y 4.7 tantos por arriba del presupuesto asignado a la Secretaría de Salud.

Lo anterior, sin olvidar la deuda eterna del “rescate” bancario de 1995. Al cierre de octubre pasado, el saldo del Fobaproa (disfrazado de IPAB) ascendió a poco más de 965 mil millones de pesos, con todo y que anual y puntualmente los mexicanos, a quienes nadie consultó, no han dejado de pagar por el “regalito” de Ernesto Zedillo”.Con información de La Jornada

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor