La Hoguera

Mucho ruido y pocas nueces en la marcha de Morena en Pachuca

Emmanuel Ameth

Mucho ruido y pocas nueces en la marcha de Morena en Pachuca

Política

Agosto 08, 2018 15:28 hrs.
Política Nacional › México Hidalgo
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

3,043 vistas

Hasta el día de ayer y luego de que el gobierno de Hidalgo infiltrara reventadores en la manifestación llevada a cabo por el alcalde de Ixmiquilpan Pascual Charrez, la jornada de marchas del día de hoy parecía histórica: se había adelantado que se pediría la votación de los manifestantes, a mano alzada y en una plancha repleta, para someter a Omar Fayad Meneses a Juicio Político por la próxima legislatura cuya mayoría casi absoluta tendrá Morena.

La Marcha convocada por la dirigencia estatal del partido de AMLO y suscrita también por la UAEH, aparentemente tenía por finalidad la de hacer un llamado a la no represión por parte del ejecutivo estatal, pero como Caballo de Troya, en realidad lo que se buscaba era dar un mensaje del músculo morenista a Fayad para que aceptase su derrota total en las urnas y qué mejor forma que con el compromiso a iniciar un Juicio Político en su contra.

Pero algo salió mal.

Desde temprana hora, la UAEH, o mejor dicho, Gerardo Sosa, se echó para atrás cuando apenas dos días antes había anunciado la participación de la comunidad universitaria en la misma. Tal vez la guerra interna entre los morenistas por el egocentrismo del presidente del Patronato Universitario para demostrar que sin él no tendrían convocatoria reventó el evento; o tal vez, que este mismo personaje negociara como le gusta, por fuera y sin avisar a sus aliados, con el gobernador en turno para que no le ponga piedras en el camino cuando compita por alcanzar su sueño máximo fueron las culpables.

Lo cierto es que con o sin el Grupo Universidad, organizaciones campesinas como UNTA, FAC, MST y CCI fueron suficientes para llenar una Plaza Juárez en la que el gobierno de Fayad hizo de las suyas como forma precautoria: comenzó a cerrar espacios mediante la puesta de lonas que incluso antes de terminar el evento quitaron, además de ocupar al brazo denominado Antorcha Campesina para cubrir (¿o resguardar?) la entrada a Palacio de Gobierno.

Al final no fueron pocos los que se quedaron con las ganas de levantar la mano y exclamar “Sí, sí queremos” cuando se pidiera al público asistente si habría que enjuiciar a Fayad.

Hubo fiesta y tal vez algarabía, puesta ésta por Antorcha Campesina, pero hoy no hubo justicia.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor