No es justo que se le pegue a la gente donde más le duele: Jacko Badillo


Convive el empresario con habitantes de la zona periférica de Acapulco

No es justo que se le pegue a la gente donde más le duele: Jacko Badillo


Política

Mayo 17, 2018 07:22 hrs.
Política Nacional › México Guerrero
Redacción › codice21.com.mx

888 vistas

Entre orden y orden de tacos, vasos de agua de jamaica y el exquisito olor de la barbacoa, Joaquín "Jacko" Badillo fue empapándose de historias.

Doña Luz le contó de lo difícil que ha sido para ella sacar adelante a sus hijos, de los pocos ingresos que deja la vendimia "porque todo está caro", pero también de la fe que tiene en que las cosas pueden cambiar.

Invitado por el líder natural Goyo Calderón, Jacko Badillo convivió con habitantes de las zonas más marginadas de Acapulco, allá donde no sólo se vive entre el miedo por la violencia y la delincuencia, sino también se libran batallas todos los días contra el hambre y la miseria.

En la colonia Postal, la 18 de Enero y en Casitas de San Agustín, el empresario acapulqueño constató las graves carencias de agua potable, de alumbrado público, recolección de basura, pavimentación de calles y andadores, drenaje y otros servicios, que se viven en esos lugares.

En Los Órganos, transportistas de diferentes modalidades también le expusieron la problemática que enfrentan por el aumento a la gasolina producto de malos gobiernos, la delincuencia que los trae a raya y no los deja trabajar en paz, y para colmo, absurdos operativos policiscos que para lo único que sirven es para sacarles dinero.

"No es justo que a la gente se le pegue en donde más le duele, que es su bolsillo", expresó ahí.

Atento, Jacko Badillo los escuchó, tomó nota y les dió un mensaje de aliento y esperanza.

Y con doña Luz, la señora de los tacos, lo mismo que con las demás señoras, los niños y jóvenes a los que ayudó a servirles sus tacos mientras transcurría la plática ahí en la entrada de Casitas, compartió el anhelo que permea en todo Acapulco: "Vienen tiempos de cambio, jefa".

Y mientras llegan, esta vez los tacos corrieron por su cuenta.

Ver más