No, los mexicanos nunca ganarán lo mismo que los estadounidenses


La comparación "es inviable", por los sistemas de prestaciones distintos

| Redacción | Desde Mexicolandia
No, los mexicanos nunca ganarán lo mismo que los estadounidenses

Economía

Agosto 14, 2017 10:58 hrs.
Economía Internacional › México
Redacción › Mexicolandia

1,758 vistas

La renegociación del Tratado de Libre Comercio de América del Norte (TLCAN) está por comenzar y uno de los objetivos perseguidos por Donald Trump para evitar que los mexicanos se queden con empleos estadounidenses es que los salarios en México aumenten para que las empresas de ese país no se instalen en nuestro país. Pero ¿qué tan factible es que esto ocurra?

En entrevista para EconomíaHoy.mx, Mónica Flores, presidenta de la American Chamber México y CEO de Manpower Latinoamérica, opinó que es imposible que los mexicanos lleguen a tener un salario equivalente a los 15 dólares por hora que se ganan del otro lado de la frontera.

La idea de que en México se tenga un salario mínimo más alto no es nueva, desde hace tiempo diversas instancias, incluyendo al sector empresarial, se ha respaldado un aumento significativo que, por lo menos cumpla con la línea de bienestar básica fijada por el CONEVAL, y la propuesta es a menudo rebatida con el argumento de que un incremento salarial causaría un aumento de la inflación que dañaría a la economía en su conjunto.

Pero más allá de la discusión de los pros y contras de aumentar uno de los salarios mínimos más bajos de la OCDE, Mónica Flores opina que equiparar el sueldo de los mexicanos al de los estadounidenses implica una reflexión más amplia que abarca niveles de productividad y de especialización que aún no se alcanzan en México. Además, "aquí damos prestaciones por ley diferentes, damos aguinaldos, prima vacacional, seguro médico, etcétera", las cuales no se otorgan en el vecino país del norte, por lo que la comparación "es inviable", dijo Flores.

"La mejora del salario llegará en la medida que mejoren las habilidades de la fuerza laboral, y no por un decreto", aseguró.

Un estudio de la organización México ¿Cómo Vamos? explica que solo el 1% de la Población Económicamente Activa de México, equivalente a 644,000 trabajadoras y trabajadores, percibe el salario mínimo, por lo que subir el salario por mandato de la autoridad a este grupo no debería tener enormes efectos de corto plazo ni en precios ni en inflación, ni en desempleo. Pero si todos los contratos laborales se negociaran con base en el salario mínimo, lo cual no es la práctica común, sí habría un impacto significativo.

Los salarios en México, explica la organización, se negocian en general con base en un mecanismo de mercado, es decir, de oferta y demanda, y no de un tabulador con base en la medida del minisalario. De hecho, según el estudio, los profesionistas mexicanos pueden ganar en promedio un 75% más que una persona que solo terminó la preparatoria.

Para Mónica Flores, la negociación de un buen salario radica en la preparación que tanto empresas como empleados tengan para adaptarse al cambio que trae la cuarta revolución industrial, es decir aquellos que llegan por la transición tecnológica y digital de los procesos productivos a nivel global.

"La cuarta revolución industrial provocará la pérdida de 7 millones de empleos que se reemplazarán con la automatización de procesos, pero también generará 2.5 millones de trabajos nuevos que requieren habilidades más elevadas", dijo Flores.

Y es que la mayoría de los empleos mejor remunerados y más solicitados del futuro cercano hoy no existen como tal, ni se encuentran en los planes de estudio de las principales instituciones educativas. "Hoy uno de los empleos mejor pagados es el de operador de drones, y no hay ni siquiera escuelas para aprender esta tarea", subrayó la directiva.

Por ello, es necesario modernizar los planes de estudio de manera que estos "estimulen, por ejemplo, la resolución de problemas, o fomenten el aprendizaje del inglés, pero desde la educación básica".

En ese sentido, Flores es de la opinión de que una mejora en el TLCAN producto de una negociación sana "exigirá un nivel de competencia superior para la fuerza laboral mexicana", y por lo tanto generará una inercia hacia una mayor productividad y especialización.

Para Flores, quien posee una visión optimista de la renegociación comercial que viene, es importante destacar que en la mesa son tres las partes interesadas en que el acuerdo sea beneficioso. "Nadie puede salir ganando y nosotros perdiendo, y nuestros negociadores están conscientes de ello".

economiahoy.mx

Ver más