Operan desde Hidalgo Traficantes de personas


Cobran 6 mil por traerlos de Hidalgo, dejarlos que duerman en CDMX y llevarlos a Querétaro al día siguiente

| Angélica Villanueva / CRÓNICA | Desde Emmanuel Ameth Noticias
Operan desde Hidalgo Traficantes de personas

Política

Agosto 06, 2018 00:19 hrs.
Política Nacional › México Hidalgo
Angélica Villanueva / CRÓNICA › Emmanuel Ameth Noticias

2,162 vistas

Las bandas de traficantes de personas han creado nuevos sistemas para trasladar a los migrantes que buscan cruzar por nuestro territorio. Ahora usan autos privados. Se apuesta a que (si pagan) el traslado en auto por carreteras federales resulte invisible a la autoridad. De allí que a Pedro lo contratara un hombre para que hiciera un traslado; debía ir por ellos en un auto sin distintivos, privado, hasta Hidalgo y traerlos a la CDMX. Pernoctarían aquí. Un día después debía llevarlos a Querétaro. Una ruta e itinerario absurdos para un viaje normal.

Le ofrecieron 2 mil pesos por la traída desde Hidalgo y aceptó el trabajo, llegó al hotel señalado en aquella entidad, esperó unos minutos y una voz finalmente le indicó: ’Abre las puertas, ya están aquí’.

Sin hacer preguntas, subieron cuatro hombres, centroamericanos al parecer por el físico y forma de hablar; se acomodaron. ’Te vas directo al punto’, le dijo la voz, ’llegando al destino recibirás tu paga’. Pedro sólo movió la cabeza, asintiendo.

Pedro es conductor de taxis, pero esta dejada representaba ganancias equivalente a varios días. El taxista, temeroso, se encaminó a su destino, viajó callado y con nervios, sobre todo a la hora de pasar la caseta, pensaba en qué hacer si lo detenían, pero, por fortuna para él, cruzó sin problema. Llegó a su destino, recibió el dinero y se retiró a descansar; su cabeza daba vueltas y vueltas sobre el futuro de los hombres que viajaron en su vehículo. Era su primera vez en aquel tipo de aventura y sabía que al menos otros tres conocidos habían hecho traslados similares.

Esos migrantes que trasladó habían cruzado sólo unos kilómetros, pero todavía les faltaban miles. El costo para llegar a Estados Unidos era de 120 mil pesos, eso fue lo que dijeron, considerando si no tenían problemas con migración. Pedro debía decidir si quería hacer la segunda dejada a Querétaro y triplicar sus ganancias. Pedro se decidió sólo por 2 mil pesos, pero otros de sus compañeros querían más y llevaron migrantes hasta Querétaro. Uno la libró y llegó sin problema, otros más salieron perdiendo porque fueron detenidos y terminaron desembolsando 8 mil pesos de fianza y sus autos quedaron retenidos.

Esta forma de traslado apenas comienza en la Ciudad de México, según le dijeron a Pedro, un novato que optó por desertar de ese trabajo. Varios conductores están tentados para ganar unos pesos de más. Los conductores de taxis son contactados en su lugar de trabajo, en una base o en las calles cercanas, les hacen el ofrecimiento y ellos deciden si hacen el viaje o no, para ellos es una entrada fuerte en su bolsillo.

’Es mi trabajo transportar usuarios, no lo considero como algo ilegal’, dice Pedro.

Son varios os hombres que se acercan a ofrecer estos viajes, no hay alguno en particular que los busque, la cantidad que les ofrecen es variable; el número de migrantes también.

’Es un riesgo como todo, pero es una entrada y la necesitamos’, dice mientras acomoda su retrovisor antes de iniciar un recorrido que le dejará mucho menos dinero, aunque sin riesgos.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor