La Hoguera

PRI invade Congreso de Hidalgo por la desesperación de perder la Junta de Gobierno

Emmanuel Ameth

PRI invade Congreso de Hidalgo por la desesperación de perder la Junta de Gobierno

Política

Septiembre 11, 2018 22:03 hrs.
Política Nacional › México Hidalgo
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

20,537 vistas

Otra vez el Congreso de Hidalgo llegó al bochorno y el priismo de Omar Fayad sacó el cobre. Luego de que con apego a la Ley que el mismo PRI reformó -aunque con prisas y de manera errónea- se decidió que la Junta de Gobierno debe ser encabezada por Morena para el primer año de ejercicio, aplaudidores y reventadores tomaron la tribuna, teniendo que ingresar la Fuerza Pública para salvaguardar la integridad de los legisladores.

Omar Fayad tal vez se convierta en el mandatario más represor del país y el único en no dimensionar la derrota en las urnas sufrida el pasado 1 de julio.

Porque incluso jugando bajo las reglas que el mismo PRI impuso, el hecho de apegarse a la Ley, sin interpretación alguna, deja la ventana abierta para que el Grupo Parlamentario de Morena decida la misma Junta de Gobierno que sostiene al Congreso en parálisis legislativa y en una suspensión de la sesión constitutiva.

La razón es que una vez tomada la protesta a los diputados y que se haya integrado la Junta de Gobierno a través de los Coordinadores de partido, debieron acordar el turno para presidir dicha Junta. Las decisiones que tome la Junta de Gobierno, cualesquiera, deben apegarse al consenso o bien, al voto ponderado, la Ley es clara en ese sentido.

Si los diputados de la pasada legislatura hubieran conocido los diccionarios, habrían tenido en cuenta que las decisiones por consenso se dan mediante acuerdo de todas las partes, por definición.

Pero ya ’regado el tepache’, en el PRI dispusieron de reventadores para dejar nuevamente inconclusa la sesión -esta vez por su causa-.

Fayad debió reconocer que los albazos fueron o mal hechos como en este caso, o bien, que incluso no se apegaron a ellos para tomar protesta tanto al Fiscal hidalguense como al Ombudsperson -ambos inelegibles según su misma Ley-. Pero en su naturaleza no está el perder, y por eso patalea y mangonea a sus empleados para conseguir sus objetivos.

No había razones suficientes para pedir la desaparición de poderes -un exceso dadas las circunstancias- pero ahora las condiciones se están dando. El juego de Omar es un hara kiri pues tras una desaparición de poderes, sin recursos para sus operadores, no se ve cómo puedan no sólo revertir la tendencia en las Diputaciones Locales sino cómo retener la gubernatura.

Del tamaño del berrinche del PRI, es la derrota de Omar.

Del tamaño del temor del PRI -un reconocimiento anticipado de su derrota-, fueron los reventadores que llevaron en su desesperación.

Del tamaño de los albazos que cometió el PRI, es el revés legislativo que sufrieron.

De ese tamaño es la derrota de Omar Fayad cuya soberbia que pasó a temeridad, hoy transita hacia la estupidez, teniendo en cuenta que sobrarán razones para auditarle.


Actualización 2018-09-11 23:04:59

Ya lo dijo María Luisa Pérez Perusquía:

La Coordinadora parlamentaria del PRI precisó que la comisión preparatoria instaló la Junta de Gobierno, por lo que a partir de allí, cualquier decisión (acuerdo) que tomen, debe apegarse al funcionamiento de la Junta, es decir, decidir por consenso o bien, apegarse al voto ponderado, así (mal)reformaron ellos mismos la Ley.

No hay desapegos a la norma, sólo reformas malhechas.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor