Propuestas y Soluciones - El debate - Acapulco - codice21.com.mx

El debate

Propuestas y Soluciones

Jorge Laurel González

Propuestas y Soluciones

Política

Abril 29, 2021 17:56 hrs.
Política Nacional › México Guerrero
Jorge Laurel González › codice21.com.mx

2,387 vistas


No es el debate el que impide la acción, sino el hecho de no ser instruido por el debate antes de que llegue la hora de la acción.

Tucídides (Escritor y militar ateniense 460 a.C. a 396 a.C.).

Aunque la cuna del debate moderno, es la antigua grecia, la tradición de debatir, surgió desde antes, el arte del debate no es nuevo. Se remonta a las civilizaciones más antiguas. Tal es el caso de los intercambios que se daban entre los científicos chinos en la era de la dinastía Chou (1122-255 a.C.).
También es bien conocida la tradición de debate oral (Veda) en los pueblos en la India, así como en Arabia y, por supuesto, el Talmud de los judíos.

El arte del debate como competición de argumentos que conocemos en la cultura de Occidente tiene su cuna en la antigua Atenas.

Según diversas fuentes, en el siglo V a.C, Protágoras de Abdera fue el primer maestro en el arte del convencer. Era la época de los sofistas, profesores ambulantes que sostenían que las verdades no eran mejores ni peores, sino mejor argumentadas. Según este punto de vista, tener razón objetivamente es imposible y sólo se puede tender a lograr la razón a partir del desarrollo de argumentos del más alto nivel posible.

Sócrates, por su parte, practicaba la mayéutica, un método inductivo que le permitía llevar a sus alumnos a la resolución de los problemas que se planteaban, por medio de hábiles preguntas cuya lógica iluminaba el entendimiento. En griego μαιευτικη significa ’parir’, y esa era la idea socrática: que sus alumnos ’parieran’ sus propios conocimientos, entendiendo que la verdad estaba desde el inicio en ellos mismos, y que su función era ayudarlos a encontrarla.
Platón, discípulo de Sócrates y posteriormente maestro de Aristóteles, fundó en 387 la Academia, institución que continuaría a lo largo de más de novecientos años.
Aristóteles fue a su vez maestro de Alejandro Magno en el Reino de Macedonia. Es reconocido como el padre fundador de la lógica, una ciencia formal que estudia los principios de la demostración e inferencia válida. La palabra deriva del griego antiguo λογική (logike), que significa ’dotado de razón, intelectual, dialéctico, argumentativo’, que a su vez viene de λόγος (logos), ’palabra, pensamiento, idea, argumento, razón o principio’. En su obra acerca del arte de la retórica describió las técnicas de debate para convencer en la Asamblea y en la sala de audiencia.
Cicerón (106-43) fue uno de quienes más contribuyó a la teoría de la retórica, con su obra ’De Oratoria’. En gran aporte romano a la retórica de Aristóteles es la descripción de las tareas del orador y de los componentes de su discurso, que resume en cinco ítems: Pensar lo que se quiere decir (inventio), ordenar el material (dispositio), elegir sus formulaciones (elocutio), memorizar el discurso (memoria) y cuidar a la entonación, mímica y gestos (actio).


A su vez, el orador subdivide su discurso en partes: Introducción (exordium), para complacer al público y generar interés para el tema, explicación del mensaje (narratio), argumentación, lo más importante del discurso (argumentatio), que tiene doble función: sostener la opinión propia (confirmatio) y refutar los argumentos del oponente (refutatio). A veces el orador quiere extenderse (digresio). Resumen y conclusión (peroratio). Durante varios siglos, desde la edad media, la retórica se enseñó cómo materia formal.

En Norteamérica el debate se incorporó al sistema educacional. Dale Carnegie escribió el libro How to win friends and influence people, uno de los más populares de la historia. En la década del 80, una investigación entre cien gerentes reveló que más de la mitad de ellos había adquirido experiencia en debates durante sus épocas de estudiante. El debate es importante para el éxito en cualquier carrera. Desde 1920, el National Debate Tournament es el encuentro más prestigioso.

Después de la caída del Muro de Berlín en 1989, surgieron clubes de debate en las universidades europeas del Este. También desde hace ya algunas décadas los japoneses, chinos y malayos reciben formación en debate en inglés.

En los campeonatos mundiales de debate de universidades (World University Debating Championships) participan más de treinta países.

En México, hay hoy una nueva tradición en el debate, este empezó en 1994, con el primer debate de candidatos presidenciales, donde Diego Fernández de Ceballos, avasalló a sus contrincantes Ernesto Zedillo Ponce de León y Cuauhtémoc Cárdenas Solórzano, logrando colocarse en las encuestas, al término del debate, con 42 % de la intención del voto. Posteriormente se ha replicado en contiendas nacionales, estatales e incluso municipales, el debate ayuda a que el indeciso opte por alguna de las opciones. Ayer, fuimos testigos del debate entre las y los candidatos al gobierno del estado, en Guerrero. El debate tuvo un bajo nivel, quienes estaban preparados en las líneas discursivas, no lo estaban en la manera de comunicarse. Las y los candidatos deben utilizar con precisión el tiempo. Hay que destacar el peor desempeño, que fue el del empresario Pedro Segura Balladares, que optó por convertirse en el defensor de los ausentes. El candidato del PRI, Mario Moreno, dio propuestas claras, y construyó un lema, lo que MORENA te quitó, MORENO te lo regresa. Aunque las líneas discursivas de Manuel Negrete (candidato de Fuerza por México) eran buenas, no conectó, no tiene capacidad dialéctica. A Irma Lilia Garzón del PAN, fue dura (siempre contra MORENA) y dejó una frase para el anecdotario: ¡A huevo que sí se puede! Ruth Zavaleta es quien tiene más tablas, le faltó modulación y expresión para poder convencer. El candidato de Redes Sociales Progresistas fue inteligente al incorporar el náhuatl en su discurso y su estilo pausado y su llamado de lucha ancestral, seguramente tocó a algunas personas. El gran ausente: MORENA, quien estará hoy definiendo el nombre de la candidata (ya anunciaron que sería mujer) que contenderá en la próxima elección y que tendrá poco más de un mes, para recorrer parte del estado y espero que prepararse para el siguiente debate, donde esperamos que los contendientes se esfuercen un poco más, en la forma y en el fondo del discurso.

Los guerrerenses queremos escuchar propuestas serias, concretas, de avanzada, que nos permitan tomar una decisión informada. No simples denostaciones, ni balbuceos de quienes quieren jugar a hacer política. Nos merecemos candidatos congruentes y bien preparados. Ojalá que les haya servido de experiencia y que en el segundo debate lo hagan mejor. Finalmente se requiere la participación de todos, recordemos que solamente Juntos, Logramos Generar: Propuestas y Soluciones.
JLG


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor