Propuestas y Soluciones - La inaceptable violencia - Acapulco - codice21.com.mx

La inaceptable violencia

Propuestas y Soluciones

Jorge Laurel González

Propuestas y Soluciones

Política

Mayo 28, 2021 20:33 hrs.
Política Nacional › México Guerrero
Jorge Laurel González › codice21.com.mx

556 vistas

La violencia es miedo de las ideas de los demás y poca fe en las propias.
Antonio Fraguas de Pablo (Forges) Humorista español (1942-2018).

A escasos días de realizarse las elecciones más grandes de la historia, en México, Con el asesinato de la candidata de Movimiento Ciudadano a la alcaldía de Moroleón, Guanajuato, Alma Barragán, 88 políticos han sido asesinados durante el actual proceso electoral, 34 de ellos eran aspirantes y candidatos a puestos de elección popular. El día de ayer, en Acapulco, estuvimos a punto de incrementar la estadística, con el atentado que sufrió José Alberto ’El güero’ Alonso, en plena Costera Vieja a las 8.45 a.m., cuando él se dirigía a una de sus actividades proselitistas.

La fortuna le sonrió y las balas que arteramente atravesaron el parabrisas, no encontraron su objetivo, la pericia de su chofer, provocó que los agresores (dos personas en motociclieta, modus operandi de los sicarios del crimen organizado), se dieran a la fuga, sin cumplir su cometido.

José Alberto fue internado, para su observación, tenemos entendido que no tuvo daños corporales, pero sí sufrió una crisis nerviosa, perfectamente entendible, que requirió atención médica.

La democracia, la menos imperfecta de las formas de gobierno, te permite votar y ser votado, teóricamente de esta manera el ciudadano participa dentro de la vorágine electoral y definitivamente la suma de las voluntades, define las propuestas que se implementarán en el futuro próximo, o al menos se inclina la balanza hacia uno de los partidos políticos o alianzas, que buscan el ejercicio del poder.

Quisiera dejar muy claro, mi condena absoluta a cualquier tipo de violencia en el proceso electoral, está no debe de darse de ninguna manera, ni utilizando la fuerza pública para tratar de incidir a favor o en contra de algún candidato, ni amenazando a las autoridades o directamente a los electores (el famoso plata o plomo) y mucho menos en la agresión a las y los candidatos. El debate de las ideas, puede ser intenso, febril, vívido, pero jamás debe llegar a pensarse que, si no estás de acuerdo conmigo, entonces mereces la muerte.

Aquí ya nos adentramos en la polemología, y aunque el conflicto bélico si te permite matar al adversario, hasta con beneplácito de las iglesias, teóricamente vivimos en una situación de paz. Así que no es justificable pensar en este momento, que la guerra es tan solo la realización de la política por otros medios (definición de von Clausewitz).

Vivimos un mundo complejo, cierto, pero no podemos permitir que el ambiente enrarecido, nos confronte a ese extremo.

Somos una sociedad de gran competencia y siguiendo la teoría de Thomas Hobbes, homo homini lupus, pero no podemos permitir que en pleno siglo XXI, las diferencias se resuelvan mediante la violencia, que es tan solo la escasez de ideas. Afortunadamente, parafraseando a Gandhi, la tarea que enfrentan los devotos de la no violencia es muy difícil, pero ninguna dificultad puede abatir a los hombres que tienen fe en su misión. Recordemos a Paul Valery, que nos decía lo siguiente:
La violencia es siempre un acto de debilidad y generalmente la operan quienes se sienten perdidos.
Finalmente, la violencia, solamente llama a la violencia y la justifica.

¿Cómo evitar que la violencia tome protagonismo en este proceso electoral? La respuesta es muy simple, con participación en el mismo y con nuestra votación el día de la jornada electoral. El análisis de las propuestas y el participar con resolución en la contienda, de manera pacífica.

Si el objetivo del violento, es desalentar participación, debemos de responder en contrario, con un gran entusiasmo, sabedores que solamente mediante la participación organizada y espontánea de la sociedad, podemos lograr los cambios que requerimos, normar el sentido de nuestras ideas y proyectos, a través de los partidos políticos que hoy nos intentan representar.

Los mismos partidos políticos que tienen que replantearse ya las bases que fundamentan su existencia, ya que son instituciones que han perdido confianza de los electores, pero que siguen siendo, hasta el momento, la única vía razonable para conformar gobierno, como dijimos al principio, la democracia es la forma menos imperfecta para consolidar el arribo al poder, de un grupo de interés o partido dominante.

No a la violencia, si a la participación y un llamado a la unidad, en torno a principios y valores fundamentales, porque finalmente, después de que termina el proceso, todos seguimos siendo guerrerenses, todos seguimos siendo mexicanos y estamos, si no en el mismo barco, al menos navegamos en el mismo mar. Y ya sabemos, que solamente Juntos, Logramos Generar: Propuestas y Soluciones. JLG.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor