De último minuto

Propuestas y Soluciones

Jorge Laurel

Propuestas y Soluciones

Turismo

Noviembre 06, 2020 23:33 hrs.
Turismo Internacional › México
Jorge Laurel › codice21.com.mx

3,338 vistas

Es solo una persona que vino de China y lo tenemos bajo control. Todo va a estar bien.
Donald Trump. 22 de enero de 2020.

Pese a que en este momento en que se escribe este artículo, no hay confirmación aún de quien ganó la elección, existen de acuerdo al NYT, Fox News y otros importantes medios, 264 votos electorales para Joe Biden y 214 votos electorales para Donald Trump.

Existen todavía (6.00 p.m.) cuatro estados que se están contando, tres de ellos con mayoría para Biden hasta este momento (Pensilvania, Georgia y Nevada) y uno con ventaja para Trump (North Carolina).

Para llegar a los 270 votos electorales, Joe Biden, solamente tendría que ganar el que da el menor número de votos electorales (Nevada 6 votos), obviamente también, cualquier otro, mientras que Donald Trump tendría que ganar todos los estados que se encuentran aún en disputa. Esto podría terminar incluso con 306 votos electorales para Joe Biden y 232 votos electorales para Donald Trump.

Un análisis que nos arroja el estudio del mapa electoral, es lo siguiente: Si solamente las mujeres hubieran votado, Joe Biden se hubiera alzado con más de 400 votos electorales. ¿Por qué las mujeres votaron por el demócrata? Hay varias posibles razones, una de ellas es la inclusión de Kamala Harris, como su compañera de fórmula, otra es la misógina actitud sexista de Donald Trump, por último y tal vez la más importante, la apertura de Biden, en el tema de la interrupción legal del embarazo.

El área urbana de la mayoría de los estados, incluso de algunos que ganó el actual presidente, votó por los demócratas. El área rural favorece a Trump. Los latinos (salvo en Florida) votaron por Biden, esto fue importante, sobre todo en Arizona.
Entre mayor preparación académica, el voto favorece a los demócratas. Entre mayor edad el voto favorece a Trump.

Con estos datos podemos darnos cuenta del perfil general del votante en este último proceso electoral. No debe tardar en definirse el ganador, todo indica a pensar que será Joe Biden, ojalá que en las próximas horas se conozcan los resultados, definitivamente no pasará del próximo domingo, cuando se tenga el conteo completo. Al parecer desde ahora podemos afirmar que la tendencia es prácticamente irreversible.

Pero hay algo más sobre el tema, más importante que la elección misma y su resultado y es la descalificación del proceso electoral, que hace el mismo presidente, quien acusa de fraude electoral a los demócratas, cuando el que tiene el poder es él. El daño que le produce a la credibilidad de su propio país e incluso de la misma democracia, de la cual los estadounidenses se afanan en ser campeones, es inconmensurable. Solamente un personaje como Trump, podría actuar de forma tan irresponsable. Se le olvida que él es el presidente de los Estados Unidos de Norteamérica. No se está comportando como tal. Actúa como si los reflectores de sus conferencias de prensa, fuera tan solo un reality show más, donde sus seguidores y fans le aplauden sus ocurrencias. Una vergüenza para el hemisferio y para el mundo occidental. Si Trump fue o no un buen presidente, finalmente su pueblo y la historia del mismo lo juzgará, pero podemos desde ahora aventurar que no será un buen expresidente. Salvo que decida retirarse a Escocia.

Hay personas que no deberían de tener el poder. Los sistemas electorales de todo el mundo, deberían de incluir un perfil psicológico y un psicométrico, además de un examen de salud, para evaluar a todo aspirante a un cargo público. Son exámenes que realiza la oficina de reclutamiento de personal de un restaurante para contratar a un mesero, en una compañía grande. ¿Por qué no hacerlo cuando vamos a contratar a un jefe de estado? Si un narcisista, egomaníaco, mesíanico, va a contender a un cargo público, al menos debemos de saberlo, si pese a ello votamos por él o por ella, bueno, ya es nuestra responsabilidad.
Seguramente, cuando el amable lector, este revisando esta columna, la definición ya sea oficial. Esperemos que le vaya bien a México y que Joe Biden cumpla sus promesas en al ámbito migratorio. Eso sería un buen avance.

La relación intergubernamental, se recompondrá. De eso no hay duda. Somos socios comerciales y sabemos bien que solamente Juntos Logramos Generar: Propuestas y Soluciones.
JLG.


Ver nota completa...