Ratones Verdes: cuadratura del círculo


No tiene pies ni cabeza

| Jesús Yáñez Orozco | Desde Club Primera Plana
Ratones Verdes: cuadratura del círculo

Deportes

Junio 11, 2018 18:22 hrs.
Deportes Nacional › México Ciudad de México
Jesús Yáñez Orozco › Club Primera Plana

398 vistas

BALON CUADRADO

No es la resaca del escándalo sexual del sábado y domingo pasados, durante casi 20 horas, con 30 prostitutas en la ciudad de México –que algunos toman de pretexto– culpable del descalabro de los Ratones Verdes Tullidos, 0-2, ante Dinamarca en partido amistoso, antesala del mundial fifoso.

Tampoco que el técnico Juan Carlos Osorio, jamás, en 47 partidos haya repetido alineación. Solo se ha echado la soga al cuello.

Mucho menos responsabilidad de los jugadores. Éstos se empeñan en hacer un papel digno, pese al trato de ’esclavos’ –así los llamó Hugo Sánchez en 1993– que reciben, incluidos los que juegan en Europa y Estados Unidos, hace mínimo cinco décadas.

Simbolizan cuadratura del circulo sobre el rectángulo de la cancha. Ecuación irresoluble. No tiene pies ni cabeza. Redondo galimatías. Por eso, para ser sincero, son eternos campeones de la derrota.

Los verdaderos artífices de la crisis crónica del del futbol nacional tiene nombre y apellidos desde la década de 1970: los zares del balón. Ellos y sólo ellos –al amparo del poder en turno– con Emilio Azcárraga Jean a la cabeza, dueño de Televisa.

Así ha sido, así es y así será. Per saecula saceulorum –por los siglos de los siglos–.

Salivan cómo hinchar sus arcas cada cuatro años. Para ellos sólo existe un signo:$. El futbol es pretexto. Cálculos extraoficiales estiman que, en función de la actuación del Tri, si avanza, puede arrojar una derrama económica entre 750 y mil millones de dólares, antes, durante y después de la justa esférica.

No se mira, sin embargo, cómo pueda vencer al campeón, Alemania, el 17 de junio, cuando el Tritanic abra su participación en el mundial de Rusia. Tampoco de qué forma pueda llegar a la quimérica realidad: el quinto partido.

De paso, la también llamada Pesadilla Nacional, desoyó la petición del presidente Enrique Peña Nieto, de traer le Copa FIFA, como campeones del mundo, aunque horas después se haya encerrado con una treintena de prostitutas –eufemísticamente llamadas escorts– en las Lomas de Chapultepec, exclusiva zona de la ciudad de México.

Valió sorbete a los nueve jugadores involucrados en el mencionado aquelarre, llevar la representación de un pueblo. Porque, a fuerza de ser sincero, la petición del mandatario tiene poca credibilidad, debido al descrédito popular. Hace tiempo sólo 20 por ciento de la población aprueba su mandato.

Pocos piensan que los roedores puedan pasar la primera ronda. Además, de los germanos, sus rivales de grupo con Corea del Sur y Suecia.

Algunos futbolistas profesionales de la Liga Mx alertaron que el escándalo sexual, difundido por la revista TV Notas, tendría consecuencias graves. La derrota de hoy parece ser la primera.

De inmediato, las redes sociales se convirtieron en espejo del sentimiento popular de frustración y enojo, por lo que sucede en el seno de los Ratones Verdes, desde que Osorio llegó al timón, en octubre de 2015. Hubo ácidos memes –escenas de fiestas con alcohol y mujeres–.

E irónicos comentarios:

’Juegan como nunca , pierden como siempre’, ’a los Ratones Verdes les partieron su mandarina en gajos’, ’síganse yendo a fiestecitas, que al fin lo que tienen enfrente son flanes. Mejor regresen (y) pierdan por de faul. ¡evítennos la pena!’

Rubén Rodrìguez Osorio, feisbuquero, con corrosiva sorna escribió:

’A partir de este momento me declaro un admirador del técnico nacional Juan Carlos Osorio. !Vaya manera de despistar a los rivales de México en el Mundial!! Seguramente los alemanes, para el primer juego de la Selección, en el certamen, entrarán a la cancha muy confiados que enfrentarán a un rival débil.’

Pero Osorio, escribe, viperino, Rubén, ’se sacará una estrategia que tiene guardada debajo de la manga, y aunado a esa confianza de los alemanes seguro los golpearan unos 4-0, para así dar el primer paso para conseguir traer la Copa, cómo les pidió el presidente (que es igual de buenazo que Osorio) Enrique Peña Nieto.’

Ironiza:

’¡Por fin veré campeón del mundo a México, antes de que me cargue la huesuda!’

Remata, sobre la exacerbada comercialización, con el pretexto de la bandera e himno nacional, que cobijan a los Ratones Verdes, y que incendia el espíritu patriotero de una nación:

’P.D.: Sigan comprando caro un producto, muy, pero muy barato.’

Y, sí.

Ver más


Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor