Revés a Donald Trump: jugadoras podrán protestar durante himno de EU


Federación de Futbol Soccer de Estados Unidos revocó, mediante votación la política, la obligación de hacer honores

| Jesús Yáñez Orozco | Desde diarioalmomento.com

Deportes

Junio 19, 2020 01:23 hrs.
Deportes Estados › México Ciudad de México
Jesús Yáñez Orozco › diarioalmomento.com

1,322 vistas

+Podrán arrodillarse como hizo Colin Kaepernick, quarterback de la NFL, en septiembre de 2017

+El mariscal de campo lo hizo para llamar la atención sobre la desigualdad racial y los abusos policiales en el país

+Tras cuatro años, posibilidad de que regrese a los emparrillados el exjugador de los 49s de San Francisco

Ciudad de México, (BALÓN CUADRADO).- En medio de la protesta mundial antirracista por el asesinato del afroestadounidense George Floyd, a consecuencia de brutalidad policiaca –y en un hecho insólito en el deporte nacional–, la junta directiva de la Federación de Futbol de Estados Unidos (USSF por sus siglas en inglés) revocó, mediante una votación la política –implementada en 2017-, la obligación de todos los jugadores –hombres y mujeres– de selecciones nacionales a ponerse de pie durante el himno nacional.

Esta regla fue impuesta después de que la futbolista Megan Rapinoe se arrodilló en apoyo a Colin Kaepernick, quien hacía eso mismo cuando era quarterback de la NFL, en septiembre de 2017, para llamar la atención sobre la desigualdad racial y los abusos policiales en el país.

’Todas las personas que representan a una selección nacional de la Federación deben ponerse de pie respetuosamente durante la interpretación de los himnos nacionales en cualquier evento en que la Federación esté representada’, decía la llamada política 604-1, aprobada por la junta el 9 de febrero de 2017.

Incluso, ’hijos de puta’, llamó Donald Trump, porque faltaban al respeto a los símbolos patrios a Kaepernick, entonces mariscal de campo de los 49s de San Francisco, por hincarse durante el humo nacional que se entona previo a juegos oficiales de la NFL, que secundaron algunos de sus compañeros de juego, en septiembre de 2017.

’No voy a seguir viendo mucho futbol’, respondió el sábado pasado Trump a un tuit de Matt Gaetz, representante republicano en el estado de Florida, en el que apuntaba que, en plena polémica en el país tras las muestras de solidaridad desde el mundo del deporte ante la muerte de George Floyd

Y que prefería que los Estados Unidos no tuviesen ’un equipo de futbol a tener un equipo de futbol que no se pone de pie durante el himno nacional’.

La FIFA recordó dos días después al presidente Trump, que todos deben de decirle no al racismo y a la violencia y mostró su firme apoyo a la ’tolerancia, respeto mutuo y sentido común’ ante este tema.

Según el diario The Dallas News, Una persona enterada de las discusiones sobre esta política dijo que la nueva presidenta de la federación, Cindy Parlow Cone –quien sustituyó en el cargo a Carlos Cordeiro, a principios del presente año– sugirió inicialmente revocar la regla la semana pasada y convocó a una reunión especial de la junta.

Esa fuente solicitó permanecer en el anonimato porque el proceso no se divulgó. Se invitó a tres futbolistas para que compartieran sus opiniones en conferencia telefónica, agrega el periódico, que retoma una información de la agencia noticiosa Associated Press.

’No hemos hecho lo suficiente para escuchar, especialmente a nuestros jugadores, ni para entender y reconocer las experiencias muy reales y significativas de los negros y de otras comunidades minoritarias en nuestro país’, reconoció la federación en un comunicado.

’Nos disculpamos con nuestros jugadores, especialmente con los de raza negra, así como con nuestro personal, aficionados y todos los que apoyan la erradicación del racismo’, agregó.

’Los deportes –puntualizó– son una plataforma poderosa para hacer el bien, y no hemos usado nuestra plataforma de manera eficaz, como debiéramos. Podemos hacer más sobre estos asuntos específicos y lo haremos’.

El Consejo de Deportistas del Futbol de Estados Unidos, que incluye a las futbolistas Alex Morgan y Ali Krieger, así como a exjugadores como Landon Donovan –quien jugó en el equipo León de la Liga MX–, instó a la federación a disculparse también por la política que impuso, a fin de fomentar ’una relación positiva en adelante’.

’Entonces y sólo entonces, sentiremos que sí puede comenzar un nuevo capítulo entre la USSF y sus deportistas. Además, exhortamos a que la federación desarrolle un plan con acciones enfocadas en el combate al racismo, que sea compartido públicamente con sus deportistas, miembros clave y aficionados’, indicó el consejo a comienzos de esta semana en un comunicado.

La Asociación de Jugadoras de la Selección Nacional de Estados Unidos solicitó también una disculpa de la federación y un plan para atender los problemas de inequidad racial.

’En tanto la USSF no haga eso, la mera existencia de la política seguirá perpetuando los conceptos erróneos y el temor que nublaron la importancia y el significado verdadero de que Colin Kaepernick, Megan Rapinoe y otros deportistas hayan puesto una rodilla en tierra —el hecho de que las personas negras en Estados Unidos no han recibido y continúan sin obtener las mismas libertadas que la gente blanca–, y que existe la brutalidad policial y el racismo sistémico en este país’, resaltaron las futbolistas en su comunicado.

Volvería Kaepernick

Tras cuatro años de cargar con el anatema por la rebeldía, Kaepernick, el mariscal de campo que hincaba la rodilla mientras se escuchaba el himno de EU antes de los partidos en la NFL, ha sido perdonado.

Al menos así lo revela el comisionado de la Liga, Roger Godell, quien admitió que le gustaría verlo de regreso en el emparrillado esta temporada.

Este gesto, ferozmente criticado desde diversos sectores, incluido el presidente Donald Trump, se ha convertido en un símbolo de las actuales manifestaciones contra la desigualdad racial y la brutalidad policial desatadas en Estados Unidos a raíz del crimen de George Floyd.

Esa protesta le costó a Kaepernick ser marginado y desde entonces se quedó sin equipo.

Estrellas del deporte, como LeBron James, y de la propia NFL han reivindicado las semanas recientes la figura de Kaepernick, lo que llevó al comisionado Goodell a reconocer que la Liga se equivocó al haber ignorado durante años las protestas de sus jugadores contra el racismo.

El comisionado dijo durante el especial The Return of Sports de Espn, que ha alentado a los equipos a firmar al mariscal de 32 años, que no ha jugado en las pasadas tres temporadas. Kaepernick era miembro de los 49ers de San Francisco en 2016, cuando se arrodilló durante el himno nacional en protesta a la injusticia racial.

’Si quiere reanudar su carrera en la NFL, entonces obviamente se necesita de un equipo que tome esa decisión. Estoy de acuerdo con eso, apoyo y los aliento a que lo hagan’, sugirió Goodell.

El entrenador en jefe de Seattle, Pete Carroll, informó la semana pasada que recibió una llamada telefónica de otro equipo para hablar sobre Kaepernick.

Carroll y los Seahawks invitaron a Kaepernick a una práctica en 2017 y tenían otra planeada para 2018 que eventualmente fue cancelada.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor