Señalan a exfuncionario de CFE en Tula por daño de más de 800 millones


Ernesto Mancha Alcántara, exfuncionario de la CFE señalado por irregularidades millonarias, busca una nueva dirección en la paraestatal

| Emmanuel Ameth | Desde Emmanuel Ameth Noticias
Señalan a exfuncionario de CFE en Tula por daño de más de 800 millones

Economía

Octubre 05, 2020 04:28 hrs.
Economía Estados › México Ciudad de México
Emmanuel Ameth › Emmanuel Ameth Noticias

6,983 vistas

Ernesto Mancha Alcántara busca nuevamente un cargo público, esta vez como director de Generación I de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), pese a que en su largo historial hay señalamientos millonarios por malas administraciones que dejó como legado en su paso por la función pública, provocando un daño por más de 800 millones de pesos.

Actualmente es jubilado en CFE donde se desempeñó como superintendente de Turno, jefe de Operación, superintendente de Mantenimiento y temporalmente superintendente General en la Central Termoeléctrica Valle de México. superintendente General de las Centrales Salamanca, Gto., Ciclo Combinado Tula, temporalmente superintendente General en la Central Termoeléctrica Francisco Pérez Ríos en Tula, Hgo. y subgerente Regional Termoeléctrico en la Empresa Productiva Subsidiaria. En 2019 estuvo en la Secretaría de Energía como director de Generación de Energía Eléctrica.

Sin embargo, su paso por la paraestatal ha demostrado falta de probidad en el desempeño de sus funciones.


En la Central Termoeléctrica Nonoalco bajo el numeral 600423082 destaca la adjudicación directa otorgada a la empresa familiar Rengen Energy Solutions propiedad de Óscar Scolari Romero y su hijo Óscar Scolari Albarrán, quienes recibieron un contrato por 72 millones 384 mil dólares.

Del proyecto referido, autorizado por Mancha Alcántara, destaca que hubo una manipulación del análisis Costo-Beneficio, toda vez que la rehabilitación tiene un tiempo de vida de 15 años, pero, de haber invertido 22.2% más en unidades nuevas, la misma habría alcanzado al menos 30 años, es decir, el doble de beneficios medidos en unidades de tiempo.

Aunque la rehabilitación tardó casi el doble de lo pactado en contrato (cerca de dos años), el funcionario intervino directamente para que la empresa no recibiera la penalización máxima que le correspondía por un monto de 12 millones 480 mil dólares (alrededor de 280 millones de pesos actuales), presumiendo un probable conflicto de interés con perjuicio a las finanzas públicas. El funcionario firmó los documentos correspondientes de “Obra terminada” sin haber hecho las pruebas que por Ley estaba obligado.

Dada la tardanza en ejecución, la CFE tuvo pérdidas atribuibles a la empresa por 518 millones de pesos más en sus ventas.

En el esquema de corrupción entra el entonces subordinado de Mancha Alcántara, el entonces director de la EPS de Generación I de la CFE Mario Villaverde Segura, cargo que es el que actualmente busca el señalado para así poder seguir tapando sus triquiñuelas.

Pero los casi 800 millones de pesos de daño al erario del contrato anterior no son los únicos señalamientos que obran sobre el exfuncionario.

Destaca que en la auditoría GEI-007/2019 al Programa de Mantenimiento 2019 de Unidades Generadoras, ordenada por el hallazgo de irregularidades, su nombre vuelve a aparecer en el ojo del huracán.

Fueron al menos 21 señalamientos que hizo la entidad auditora a la contratación firmada por Ernesto Mancha.

Entre los referidos destaca que existe “Falta de evidencia que sustente la priorización de mantenimientos en las unidades generadoras”, lo que supone un presunto contubernio con las empresas contratistas para así poder obtener beneficios económicos de los contratos.

Así, los documentos elaborados en sus diversas etapas no cumplieron con las disposiciones generales para obtener financiamiento.

Hubo desviaciones al programa de mantenimiento anual 2019 para las centrales termoeléctricas de la CFE EPS Generación I así como diferencias entre la información reportada y la efectivamente registrado, especialmente entre avances físicos y Pagos vs presupuesto (pagó sin que la empresa con la que estaba en contubernio realizara las acciones para las que fue contratado).

No ejerció penalizaciones por alrededor de 180 mil pesos por incumplimiento de contrato, dada su falta de supervisión y control que pudieron evitar los daños por costo de oportunidad entre otras irregularidades ((CFE/AI/AIEPSGI/131/2019).

Mancha Alcántara también fue señalado por estar detrás de José Luis Rodríguez Higareda, quien fuera líder sindical en 2011 y quien fuera señalado por venta de plazas, favoritismos en las comisiones sindicales para sus cuates, así como de acoso a personal de confianza.

Pese a ello, durante la administración del exgobernador de Hidalgo Francisco Olvera Ruíz -con más de 14 carpetas de investigación por haber desviado al menos 5 mil millones de pesos- era recibido con las puertas abiertas en la Universidad Tecnológica Tula-Tepeji (UTTT).

Su hermana, de nombre Judith Mancha Alcántara es miembro activo del PRI en el Estado de México en donde el exfuncionario mantiene residencia.

Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor