Suramérica, un polvorín cada vez más convulsionado


No paran las protestas en protestas en Chile y Bolivia y se anuncia otro movimiento cívico en Colombia.

| Hernando Rocha (EW) | Desde espacioweb
Suramérica, un polvorín cada vez más convulsionado

Economía

Noviembre 04, 2019 23:55 hrs.
Economía Internacional › Colombia
Hernando Rocha (EW) › espacioweb

979 vistas

Suramérica tuvo un comienzo de semana muy movido por las protestas sociales que se registran en dos de sus naciones y por otras movilizaciones que se están anunciando en otros países con el mismo fin, más el panorama de alteración en su seguridad interna que se registra en Venezuela.
Chile y Bolivia, países que tradicionalmente no ven con buenos ojos por una disputa limítrofe tras una guerra ocurrida en el siglo pasado y que dejó al segundo de ellos sin una salida al Océano Pacífico, registraron una tarde llena de incidentes, primordialmente, en el país austral.
Fue un comienzo de semana frenético, con saqueos a supermercados, incendios de infraestructuras, desmanes, bloqueos de rutas, concentraciones en tribunales, marchas y un gran cacerolazo nacional, tensión que especialmente ocurrió en la jornada denominada ’superlunes’ de protestas sociales en Chile.
Entre tanto, en Bolivia una falla mecánica en un helicóptero de la Fuerza Aérea Boliviana (FAB) y en el que iba el presidente Evo Morales, aterrizó este lunes de emergencia pocos minutos después de haber despegado. El incidente haya dejado heridos.
En un video que circuló en las redes sociales se ve cómo el helicóptero despega desde una cancha de fútbol y, metros más allá, cuando se encontraba a menos de 5 metros de altura, la aeronave desciende en forma abrupta y el piloto logra maniobrar y el aparato se posa en tierra. Sus ocupantes salen ilesos.
Mientras que lo del jefe de Estado sucedía en la parte alta de Bolivia, en la llanura de dicho país se anunciaba la intensificación del paro decretado por un movimiento Cívico Pro Santa Cruz, liderado por Luis Fernando Camacho, y quien en la tarde noche del lunes anunció la radicalización de las medidas de presión exigiendo la renuncia del presidente Morales.
’La lucha no tiene retorno y tenemos que cumplir con el compromiso’ de que Morales renuncie y señaló que a partir de ese momento no se le considera presidente de la República. Agregó que ’hemos decidido radicar el paro cívico nacional, paralizando desde las cero horas todas las instituciones estatales, con salvedad de dejar expedito los aeropuertos, centros médicos y puntos de servicios públicos.
Para Colombia se anuncia la realización de un nuevo paro, esta vez motivado en el rechazo a lo que se ha llamado el ‘Paquetazo de Duque’ y en el que incluyen reforma laboral, pensional y la regulación de la protesta social.
Dicha jornada fue convocada para el próximo 21 de noviembre por las centrales obreras, los funcionarios de la rama judicial, comunidades indígenas y ahora se sumaron los maestros y estudiantes.
"Se rechazará la reforma laboral planteada por el Gobierno, que incluiría contratación y pago de seguridad por horas, eliminación de las horas extras y los recargos nocturnos, dominicales y festivos, legalización de la inestabilidad y de la informalidad", señaló a través de un comunicado Fecode (gremio que congrega a los maestros del país).
No hay que olvidar que este panorama de convulsión social suramericano tuvo origen en lo que está aconteciendo política y socialmente en Venezuela y la protesta indígena que se levantó en Ecuador por un aumento en el precio del pasaje del metro y que obligó al gobierno del presidente Lenin Moreno a derogar la medida.
Inicialmente el gobernante trató de eludir la protesta trasladando su despacho de Quito a Guayaquil, centro económico de Ecuador, pero debió regresar a la capital de la República para dialogar con los protestantes, a quienes les dio la razón y derogó su decisión.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor