Un mundo amenazado por un periodo que puede ser ‘septiembre negro’


A pesar de que esta vez la incertidumbre no proviene de acciones terroristas promovidas por el desaparecido grupo terrorista de origen palestino autodenominado ‘septiembre negro’ que operó en la década de los 70, sino que se da por el enfrentamiento Estados Unidos y China.

| Hernando Rocha (EW) | Desde espacioweb
Un mundo amenazado por un periodo que puede ser ‘septiembre negro’

Economía

Septiembre 01, 2019 23:03 hrs.
Economía Internacional › Colombia
Hernando Rocha (EW) › espacioweb

2,068 vistas

Mientras que el mundo ve con cierto recelo el inicio de septiembre, ello a causa de que en este mes la guerra comercial y de divisas entre Estados Unidos y China tiende a ingresar en una espiral alcista de la que todos los analistas predicen que afectarán no solo a las economías de esas dos naciones, sino que de paso creará graves inconvenientes para el crecimiento de los demás países.

Desde este lunes la incertidumbre de las consecuencias que pueda arrojar dicha confrontación, hace que los demás países se queden a la expectativa, muchos de los cuales, en especial los más pequeños hablando económicamente, no saben a ciencia cierta que hacer para disminuir los efectos negativos de esta mal llamada guerra comercial.

El mes se inicio con la aplicación de parte del gobierno del presidente estadounidense Donald Trump de un arancel adicional del 15% sobre bienes chinos valorados en miles de millones de dólares. Esos aranceles adicionales afectan a una parte de los bienes por 300.000 millones de dólares que hasta ahora se habían salvado de los impuestos adicionales impuestos por Trump en mayo pasado.

Las tasas arancelarias adicionales entraron a regir desde el domingo y cobijan a una serie de productos chinos que van con destino a Estados Unidos y viceversa, en un intento de los dos gobiernos por presionar a su contraparte de cara a una posible nueva ronda de las negociaciones.

El nuevo panorama guerrerista se produce en medio de anuncios de una nueva reunión para este mes entre los equipos comerciales de ambos países, pero eso no implica ningún cambio en las medidas puestas en marcha.

La confrontación entre los dos poderosos comenzó hace más de un año con un ataque unilateral de Estados Unidos contra China para defenderse de un presunto ’robo de propiedad intelectual’. Desde ahí el enfrentamiento ha ido tomando fuerza hasta convertirse en una verdadera guerra comercial entre los dos gigantes, acción que el resto del mundo observa con preocupación e incertidumbre por lo que pueda pasar y sin que hasta el momento se vislumbre quien va ha ganar.

Desde este 1 de septiembre la administración Trump comenzó a cobrar aranceles del 15% sobre más de 125 mil millones de dólares en importaciones chinas, y donde se incluyen productos de sectores como alimentos, textil y muebles, entre otros.



Ganadores silenciosos

El agudizado conflicto comercial chino-estadounidense determina que hoy en día hay países que se benefician de esta guerra, de ellos algunas naciones latinoamericanas.

Existe una lista de países que han logrado sacar provecho de la disputa razón por la cual los importadores de Estados Unidos y China se han visto obligados a buscar fuentes alternativas de suministro que no estén gravadas con aranceles.

La lista muestra como Vietnam la economía de dicho país oriental se ha convertido en el mayor beneficiario de la guerra comercial. Uno de los números que muestran ese crecimiento es el PIB de dicha nación y el cual creció en un 7,1%.

"La mano de obra joven y comparativamente barata, un Gobierno estable y un entorno favorable para los negocios han convertido a la nación del Sudeste Asiático en una alternativa atractiva a China", sostienen analistas de las economías asiáticas.

Otra de las naciones ganadoras es Australia, la cual para algunos expertos la catalogan como el mayor ganador de la guerra comercial entre EEUU y China.

Por ejemplo el sitio de noticias de negocios Quartz señaló que el valor de las exportaciones australianas a EEUU y China en las categorías afectadas por los aranceles, creció más que las de cualquier otro país entre 2018 y 2019.

La mayor parte del aumento se ha debido a las exportaciones de recursos naturales a China. Con la imposición por parte de China de aranceles a las importaciones de gases de petróleo y oro procedentes de EEUU, Australia ha estado llenando el vacío del gigante asiático.

En el primer semestre de este año México reemplazo a China como el mayor socio comercial de Estados Unidos, según información emitida por la Oficina del Censo de EEUU.

La misma dependencia precisó que de enero a junio los gobiernos de Estados Unidos y México comerciaron bienes por un valor de unos 309.000 millones de dólares.

Las importaciones estadounidenses provenientes de México incluye productos de la industria automotriz y aparatos electrónicos.

Otro de los grandes ganadores es Brasil, nación que se ha beneficiado de esta guerra comercial. La ministra de Agricultura y Ganadería de Brasil, Tereza Cristina da Costa, declaró que "si Estados Unidos y China no llegan a un acuerdo, esa situación se constituye en una muy buena oportunidad para que Brasil, uno de los principales productores de soja del mundo y un competidor directo del país del norte, surta el mercado chino en detrimento de los cultivadores norteamericanos.

Por su lado, el presidente de Perú, Martín Vizcarra, afirmó en reiteradas ocasiones que la guerra comercial significa una oportunidad para fortalecer la Alianza del Pacífico.

"Vemos que las dos principales potencias económicas en el mundo están actualmente en una situación de confrontación que está afectando la economía mundial y eso podría haber creado la impresión de que se podía afectar la Alianza del Pacífico, y muy por el contrario nos da una nueva oportunidad de potenciarla", expresó el mandatario peruano.

Vizcarra indicó que "la incertidumbre que se genera en el mundo, encuentra a los países de la Alianza del Pacífico (AP) unidos en un bloque para enfrentarla de manera conjunta".

Era fácil suponer que una contienda entre dos de las economías más grandes del mundo tendría repercusiones globales y ya hemos podido ver alguna de ellas en la región. Está por ver qué otras sorpresas traerá la prolongación de esta guerra comercial.


Ver nota completa...

Escríbe al autor

Escribe un comentario directo al autor